la pulga y la locomotora

Anónimos y cabreados

Archivos por Etiqueta: consultoría

Sudoer Rise Up!

Las Tecnologías de la Información son un eufemismo. No nos dejemos apabullar por la neolengua. Bajo este nombre tan años 90 se esconde un negocio gigantesco, multinacional, corporativista, evasor de impuestos y tan especulativo como el que más: La Consultoría (también) es Mordor. Desterremos de una vez el romanticismo, las TIC no son cuatro frikis en un garaje ideando las herramientas del futuro. Las TIC de hoy en día son 10 multinacionales con un volumen de facturación brutal y una masa asalariada que, puesta en fila, daría la vuelta a Europa 17 veces.

Se trata del primer gran sector nativo neoliberal. Y eso explica muchas cosas. Por ejemplo, por qué se ha deslocalizado tan rápido. Por qué se juega tan hábilmente con el concepto de carrera profesional. Por qué las consultoras hacen y deshacen a placer, por qué son lobby desde la casilla cero. Y sobretodo, cómo se aísla con tanta facilidad a las personas, en un entorno superpoblado, de miles de profesionales. En el sector de las TIC no ha sido necesario desmovilizar a nadie, porque ni nació movilizado ni ha combatido colectivamente nunca.

Esos varios miles de personas mueven empresas con lamentables prácticas laborales, éticas y profesionales. Empresas que presumen de su “excelencia” y su “valor de la anticipación”, que promulgan a los cuatro vientos y sin vergüenza que “la actitud hace la diferencia” o “la gente importa, los resultados cuentan”. Detrás de toda esta parafernalia hueca se esconden equipos piramidales pésimos e ineficientes, BPOs cochambrosos y muchas horas extra no remuneradas, que están en la mente de todos. Se esconden muchos beneficios en la parte superior de la pirámide, que nunca filtran hacia abajo. Se esconden estrategias de RRHH y mercado basadas en exprimir a las personas, facturarlas al triple de su valor y crear la ilusión de que un sistema sin ningún tipo de QA es innovación pura. Para eso, hacen falta muchos PowerPoints.

El valor añadido de las consultoras jamás es el tecnológico. El trato para sus profesionales es el siguiente: o gestionas o desapareces. La tecnología es, simplemente, un argumento de venta. Ésa es la única cultura de empresa que conocen. Las TIC están en manos de analfabetos digitales y turbocapitalistas cocinados en ESADE. No hay sitio para ingenieros en ellas.

Se habla con frecuencia de “cárnicas” y es un símil perfectamente apropiado. La carne, el producto que se malvende, eres tú, te llames salchichón o pechuga. El ganadero es un Jefe de Equipo o similar. Pero el principal beneficio se lo llevan los distribuidores.

Ejemplificando: Un proyecto llave en mano de 1.000.000 de euros se resuelve con 6 personas: 3 programadores y 3 becarios. Tres meses. Eso arroja un saldo de 22.500 euros en sueldos (1.500 mensuales para los programadores, 1.000 para los becarios). El resto va para cubrir costes estructurales mínimos (licencias, amortización de equipos…) y ¿lo adivinan? Sí, “beneficios de distribución”. “El resto” son (si lo han ido calculando ya estarán con la cara dentro del retrete) nada menos que ¡977.500 euros! Subcontratando se podría llegar a los 980.000.

¿Crisis? ¡JA!

Definitivamente, hay gente sacando una tajada inmensa. Viviendo, en la parte alta de la pirámide, por encima de las posibilidades de sus trabajadores.

La subcontratación y la infracontratación (sean en factorías o, versión 2012, en local) tienen como único propósito un mayor enriquecimiento de los distribuidores, un aumento del capital ficticio, sin ningún valor añadido. Simplemente son horas más baratas, sueldos más precarios, a costa de un empobrecimiento aún mayor del producto final y de las personas que lo desarrollan.

Como suele pasar con estas cosas, la culpa no siempre es de otros. Durante años, el modelo se ha basado en profesionales individualistas, desvinculados de sus compañeros y con una venda en los ojos que encima se pusieron ellos mismos según salían por la puerta de la Universidad. Homo informaticus autoengañados y mirando desde su atalaya privilegiada cómo explotaban otras burbujas, que nunca eran la suya. Sin embargo, durante los últimos dos o tres años, el modelo ha cambiado radicalmente. Las mentiras de las TIC han dejado de ser creíbles para sus empleados, así que la estrategia ha dado un vuelco importante y las TIC se han quitado definitivamente la máscara y debajo estaba el Chupacabras, la precarización, los EREs, el reparto de sopapos y la reiterada inyección de miedo entre los siervos.

Bien. Pues hasta aquí.

Incluso con la masa becarial totalmente asustada, los sudoers y los technical architects de este país han tomado finalmente la iniciativa. Los APs han descubierto lo que significaba la A, y los Ps les han dicho a sus gestores que se metan las horas extra por donde les quepan. Las factorías gritan que su carne está muy viva y que se acerquen si se atreven a sus pezuñas. A los DBAs se les han hinchado los Oracles y están a punto de estallar. Y le han puesto fecha: El #30J.

Quien tiene el password del admin ríe el último.

Root nos asista.

A %d blogueros les gusta esto: