la pulga y la locomotora

Anónimos y cabreados

Guerra al plástico YA

10 Facts:

1. En el Pacífico (¡solo en el Pacífico!) flota una isla de mierda plasticosa 2,5 veces el tamaño de España.

2. Grandes firmas (de alimentación, de droguería, de moda, de electrodomésticos, de tecnología, etc) presumen de sostenibles al tiempo que envasan (y sobreenvasan) sus productos con plástico.

3. Los icebergs de plástico se descomponen en minifragmentos, como una gigantesca sopa de plástico mezclada con plancton. Los peces y las aves ni saben más ni son capaces de resistirse al manjar tóxico que les causará la muerte.

4. El Bisfenol A y el ftalato provocan obesidad, cáncer de próstata, ovarios y mamá, y diabetes. También problemas cerebrales en los fetos.

5. Los nurdles o lágrimas de mar (pequeñas bolitas de la manufactura de plásticos) atraen como un imán a otros agentes tóxicos, que llegan a nosotros por la cadena alimentaria.

6. Para fabricar las bandejas de poliestireno (las de corcho blanco) se utilizan sustancias cancerígenas como el benceno, y otras sustancias que provocan contaminación hormonal. El poliestireno, al calentarse (vasos PVC de café, té o sopa), acelera la liberación de sustancias químicas del plástico al alimento, entre otras una toxina que ataca el sistema nervioso.

7. Muchos aditivos de los plásticos funcionan en el organismo como hormonas, desencadenando alteraciones en el desarrollo sexual, infertilidad, insuficiencias hormonales y cáncer.

8. El Consejo Químico Estadounidense (ACC), al que pertenecen todas las corporaciones de petróleo y plástico, tiene tanto poder como para impedir que  el Bisfenol A o el PVC se prohíba.

9. Cada vez que reciclan una botella de plástico y la limpian añaden más químicos. El reciclaje del plástico no es una solución.

10. En Estados Unidos cada persona utiliza al año entre 500 y 700 bolsas de un solo uso. Botellas de plástico aparte.

Todo esto y más aquí. ¡Guerra al plástico!

Anuncios

Organización contra la democracia desrepresentativa

Aquí se pueden descargar “¡Organización!”, un fanzine exprés sobre el 15M. A la velocidad con la que ruedan las cosas (dos meses han pasado desde el 15M, ¡dos meses!), un fanzine de los de antes puede parecer una herramienta de difusión algo obsoleta, con la fecha de caducidad precediendo a la de envasado, pero aun así éste tiene todo el sentido del mundo. “¡Organización!” es la respuesta que esperábamos de un underground al que le encanta mirarse el ombligo y que en demasiadas ocasiones esconde la cabeza bajo el ala, mojigato. En las páginas del fanzine (disponible también en PDF) encontrarán una pequeña y heterogénea asamblea de músicos, comiqueros, “periodistas” y escritores, nadando y sin ninguna intención de guardar la ropa. De Miguel Brieva (“Dinero”) y Sergi Puyol (Le Pianc, “Cárcel de Amor”, “Colibrí”) a Víctor Lenore (Rockdelux, Música en La Mochila) o Miqui Otero (ADN, “Hilo musical”), pasando por Roberto Herreros (Garzón, Grande-Marlaska, Mapa sonoro), Antonio Baños (Ánima, Público), Kiko Amat (“Rompepistas”, “Mil violines”) y Manolo Martínez (Astrud). Coordina y dinamiza Carlos Alonso (La Patata de la Libertad, Acabáramos, Blog de Residuos).

Les convidamos a que descubran por sí mismos estas y otras aportaciones, tan indignadas, críticas y esperanzadas como la que más. El pueblo despierta y somos TODOS, es necesario que quienes de uno u otro modo ya luchaban desde las catacumbas sigan manteniendo el pulso. El borrón y cuenta nueva debe ser radical con lo que está podrido, no con lo que ya era honesto y consciente. Construímos sobre ruinas también con herramientas e ideas que ya existían mucho antes del 15M, de 2011, de la explosión de la burbuja, de las pruebas de estrés y del festival de los rescates.

Martí Sales (de Els Surfing Sirles, banda favorita de los últimos tiempos, también autor de “Dies feliços a la presó”, “Huckleberry Finn” y “Wamba va!”) resume a la perfección un espíritu lleno de coraje y determinación:

“Com sempre, l’únic que hem de tenir present és que nosaltres som molts més i ens corre molta més sang per les venes que als que han estat remenant les cireres durant tant de temps i de forma tan indiscriminada i impune. Sí: nosaltres som molts més i tenim moltes més ganes de fer embotits per Sant Martí / [Como siempre, lo único que debemos tener presente es que nosotros somos muchos más y nos corre mucha más sangre por las venas que a los que han estado removiendo las cerezas durante tanto tiempo y de forma tan indiscriminada e impune. Sí: nosotros somos muchos más y tenemos muchas más ganas de hacer embutidos por San Martín]”

Por otra manera de sanear las cuentas

Ni se sabe la de CAPs que se han quedado sin urgencias (Numància, Ciutat Meridiana, Castellar, Montcada, Castellbisbal, Badia, Bon Pastor, Camprodon, Lepant, Campoamor y Poblenou en Sabadell, etc etc etc etc), se cierra Dos de Maig, los hospitales se hacen pequeños a marchas forzadas, menos camas, menos personal, menos quirófanos en Sant Pau, en Vall d’Hebron, en Mar, en Bellvitge, las listas de espera crecen y crecen (si esperan operación y les duele tomen asiento, sabrán de qué les hablamos)… ¡Todo sucede ante nuestras propias y santas narices! Y esto es solo el principio: Los presupuestos de Buzz Lightyear, recién proclamado Master of the Retallades por el Wall Street Journal, tirarán adelante esta misma semana con el apoyo del Partido Azul-Franquista, mientras se aclara el horizonte para la sangría de la Llei Omnibus, por fin en cómodas dosis y -ahora sí- apoyada por todos los títeres de esta Comedia de los Horrores parlamentaria que vivimos. Los partidos “han picat l’ullet al govern”, qué salerosa la frase hecha utilizan los de El Punt.

Odiamos el actual estado de las cosas que nos intentan imponer SIN negociación alguna. Creemos que, como trabajadores, ciudadanos y personas, tenemos derecho a algo mejor. Creemos que existe otra manera de sanear las cuentas y que en este escenario (sí, en ESTE escenario de crisis) es posible ganar sin necesidad de que los más desprotegidos pierdan. Creemos que la deuda sometida a la especulación de los mercados es tan ilegítima como la generada por una dictadura (¿qué son los mercados sino un gobierno no elegido por el pueblo, un totalitarismo de bancos y capital especulativo ajeno al bienestar de cualquier país?). Es momento, nuevamente, de tomar la calle. Frente a unos presupuestos (aquellos que se pretende aprobar en el Parlament) injustos, socialmente inviables y tramposos, el 20J y 21J defendemos la justicia, la viabilidad y la honestidad de nuestras propuestas. Brazos en X sobre la cabeza y a trabajar por lo que nos pertenece legítimamente. “Picant l’ullet” al único colectivo que nos representa, que lo merece y que lo necesita: el Pueblo.

Defcon Spain

Como era de prever, el paripé de las pruebas de esfuerzo no ha conseguido frenar las especulaciones. ¿Y qué esperaban, pardillos? ¿Qué necio y/o alma cándida creyó el cuento chino de que la presión sobre la deuda iba a remitir, como por arte de magia, al hacerse público lo grandes que son el Banco Rojo, el Banco Azul y la Caixa Negra? Los liberales, más que nadie, tenían argumentos para escrutar el futuro inmediato. ¿Qué harían ellos si fueran especuladores del mercado de deuda y riesgo (cosa que seguramente sean, de uno u otro modo)? ¿Se sentarían, respirarían hondo, y aflojarían la llave estranguladora sobre su indefensa presa? Por el amor bendito, que no somos idiotas. El que especula, especula, y punto.

En estos momentos andamos de nuevo en 360ypico de diferencial (el 3 de julio el índice rondaba los 250 puntos: ¡110 puntos en solo 15 días!), confirmando lo que les decimos. Tras la intervención del BCE la semana pasada, los mercados vuelven a la normalidad. Una “normalidad” que es la del acoso y derribo de la deuda pública, a la espera de que se desplome una nueva víctima y eso les garantice la carroña que necesitan para los próximos dos meses. No es nada personal con España, no vayan a creer. Tienen hambre y son increíblemente voraces. Si cae España bien, si cae Italia también. Y si caen ambas, mejor todavía. “¡Qué festín!”, como dirían en La Bella y La Bestia.

Gracias a Jorge Monforte y a los credit default swaps, los más impacientes pueden seguir en Defcon Spain la quiebra de España. El resto, nos guste o no, nos enteraremos de ella bien pronto.

La quiebra a 18/07/2011

Roadrunner Roadrunner

La prima de riesgo anda galopante, dicen que de récord. Echó a correr como un animal rabioso y ahora no sabe parar. 370 puntos de sobreprecio con respecto al bono alemán esta misma mañana. No pregunten las causas, el mercado especulativo no entiende de eso. Solo sabe invertir-recuperar-invertir-ganar-invertir-recogerbeneficios-refinanciar-minimizarpérdidas-invertir-especular-invertir-recogerbeneficios-invertir-valorar-recuperar-bonosbasura… y a otra cosa, como quien tira un pañuelo de papel usado, repitiendo el ciclo hasta la saciedad. Andamos como Grecia hace un año y, descartados Portugal e Irlanda, somos el próximo kleenex, está claro. Dinero. Qué aburrido y qué vacío.

En medio de todo este circo tenemos, en el papel de la mujer barbuda, a la deuda pública de “los países periféricos”. Se trata de una deuda presa, que solo está ahí para que otros miren y se aprovechen de ella. No es capaz de decidir por sí misma, porque quienes la administran (es decir las administraciones) están al servicio de quienes ponen a galopar la prima de riesgo. La Banca, en cualquiera de sus mutaciones turbo-capitalistas, es quien posee el control de lo que sucede en los mercados, su campo de juego. Así que lo que tenemos es una especie de frenopático, en el que los locos son los que vigilan, y la deuda pública es la interna, con camisa de fuerza, celdas acolchadas y un salvaje tratamiento de electroshocks cada pocos días. En cada sesión le funden un nuevo pedazo de cerebro y se queda algo más lela. A menos cerebro, menor capacidad de oposición, menos problemas, piensan.

Mientras la banca estira de la deuda, la deuda estira de la sanidad, la educación, el mercado laboral y las ayudas sociales… de toda la sociedad, en definitiva. Hay una relación clarísima (y vergonzosa) entre la especulación en los mercados de deuda y los recortes sociales. Vale, paremos un momento y reflexionemos sobre esto: Los mercados deciden los presupuestos y marcan la dirección que deben tomar los gastos públicos. ¿Hay algo más absurdo que eso? ¿Puede un país dejar que la especulación ajena gobierne por completo su sociedad? ¿Es eso aceptable? ¿Es ético? ¿Es legítimo?

Habrán deducido (con acierto) que el escenario nos parece una auténtica barbaridad. Nos parece, además, demente y totalmente desvinculado de la realidad. Su campo de juego no es el nuestro. La ciudadanía no ha elegido esta prisión, ni la merece. Los recortes preventivos son tan violentos como los paliativos. Y por último y más importante, al menos para deshacer los espejismos: Los recortes NO nos van a sacar de la crisis de la deuda. La banca NO se va a dar por satisfecha cuando baje (si baja) el endeudamiento español. Los especuladores NO van a dejar de jugar a la ruleta con nuestro dinero público. Los sacrificios que se nos exigen para que los malos puedan cobrar NO van a generar nunca una sociedad mejor.

Por tanto: ¿Qué sentido tiene eso? ¿De qué sirve pagar la deuda?

Hacerlo será pasar de guatemala (endeudados) a guatepeor (endeudados, asfixiados y sin garantías sociales) y no evitará ninguna bancarrota que se haya cocinado, se esté cocinando o se vaya a cocinar en los mercados. Además, entregará la sociedad a unos valores infames que unas veces nos dan risa y otras, cuando nos tocan las narices, pena, dolor y ganas de liarnos a mamporros. ¿Para qué trabajamos como mulos? ¿Para qué cotizamos? ¿Quién, de entre todos nosotros, sean votantes o abstencionistas, estaría de acuerdo en que un 20% de sus impuestos vaya a parar a un lobbie bancario de sanguijuelas con corbata que no hacen nada -absolutamente NADA- por este país?

Aunque la mayoría de las situaciones cotidianas que nos encontramos no son blancas o negras, sino que tienen una amplia gama de grises, las grandes decisiones de la vida, aquellas que se basan en una pregunta directa, solo admiten dos posibles respuestas: la a o la b. La c, si la ponen, es únicamente para confundir: Depende, todas las anteriores, ninguna de ellas… Recuerden que, entre toda esa selva de alarmas y noticias pseudo-financiero-bursátiles que inundan los diarios generalistas en estos instantes, existe una pregunta que no se nos está haciendo. Es una pregunta directa, de las de a o b. Pongámosla en primer plano o los intereses ajenos tomarán por nosotros la respuesta equivocada:

¿QUEREMOS pagar la deuda?

RIP! #SGAE: A Remix Manifesto, Act 2

Si las leyes del copyright sobreviven no es solo gracias a sociedades como la SGAE y las mafias que se han organizado durante años dentro de ellas. También existen voces discordantes con su gestión que ahora se hacen oír entre el tumulto generado. Mientras Caco Senante hace de plaqueta solitaria en una herida sangrante que ni un ejército de millones de trombocitos podría detener, se promulga desde varios frentes un cambio de modelo y directiva de la entidad. La de Joan Vich es una de esas voces, de las más argumentadas y razonables que hemos encontrado.

Sin embargo, aunque toda opinión nos interesa y enriquece, no podemos estar de acuerdo en la base. Por lo sensato de su punto de vista, el apoyo a Vich (con el que, por otra parte, solemos estar bastante de acuerdo) ha sido notable y, creemos, no demasiado meditado. Vich ataca las formas, pero defiende el fondo: Los derechos de autor deben seguir existiendo. Y ahí es donde dejamos de comulgar. En primer lugar, les invitamos a leer lo que ya se dijo por aquí al respecto. En segundo lugar, quizás no analizamos lo suficiente por qué el copyright es un cáncer que merece ser extirpado, así que nos disponemos a hacerlo como es debido.

“1. Culture always builds on the past

2. The past always tries to control the future

3. Our future is becoming less free

4. To build free societies, you must limit the control of the past”

RIP: A Remix Manifesto

Que la cultura se construye en el pasado (punto 1) es innegable. La musa es un engañabobos que solo sirve a los intereses de caraduras e iluminados. Nadie construye un laptop sin años de evolución de transistores y chips. Ninguna, absolutamente ninguna, canción de este año se habrá compuesto sin haber sido influida por los últimos treinta años de la música popular, como las canciones de esos treinta años se basaban en los 200 años anteriores y estos en todo lo demás.

Ello no impide que el pasado intente controlar (punto 2) y sacar partido del futuro, más bien al contrario. Eso precisamente son los tan manidos derechos de autor, que siempre ejercen los apoltronados para evitar que les quiten la tarta. Lo cual nos lleva al escenario menos libre de todos: aquel en el que la creación está prisionera de las represalias legales (punto 3). La ley siempre está a favor del mismo amo, lo hemos visto en la SGAE y en cualquier otra sociedad gestora de derechos de autor en manos de multinacionales, sin que se atisbe ninguna salida honrosa para este tipo de entidades.

Pero si tenemos que quedarnos con un solo argumento sería éste: No existe manera humana de gestionar un copyright justo. Ni siquiera una inteligencia superior sería capaz de repartir equitativamente la riqueza generada por la pachanga reggae de este verano entre todos los autores de ska y rocksteady, y así hasta llegar a Count Lasher, Lord Flea, el mento y todos los esclavos que participaron en la creación de la música jamaicana. Y lo peor de todo es que, en ausencia de esa inteligencia superior, son personas, empresas y jueces que no tienen ni idea, quienes deciden qué es una versión, qué es una copia y qué es un homenaje. Calamaro, Manu Chao o Gerard Quintana llevan años firmando “originales” como si el rock lo hubieran inventado ellos, y nadie -la SGAE la que menos- les ha puesto ningún pleito. Hay quien tiene derechos y quien no los tiene. El copyright como concepto está y estará siempre en manos de los lobbies del entretenimiento (Time Warner et al).

Por eso, si tenemos que optar por una vía, será la de limitar el control del pasado (punto 4). El copyleft y Creative Commons son mucho más honestos que su primo díscolo copyright, bajo cualquier punto de vista. El copyright es el freno de la cultura popular. El copyleft y Creative Commons su acelerador, y su liberador. Tienes derecho a construir lo que quieras con lo que ya existe. Simplemente hazlo y di al mundo que lo has hecho. Y eso te da las mismas ventajas e inconvenientes que a cualquiera, así que mejor que lo hagas bien. Con ese pasado, lo mismo puedes hacer algo, digamos, vulgar (como lo que hicieron los Wantun con la versión en catalán del “Turn turn turn”, encima pagado con dinero público de TV3), un rip-off con con cerebro (el “Second Chance” de Peter, Bjorn & John, cuyo vídeo se encuentra irónicamente bloqueado en nuestro país por Sony, en base a vaya usted a saber qué interpretación de los “derecho del autor”) o simplemente guiños de fan por pura diversión (como los de los Ginkas a Barracudas en “Linda Manz”). Del mismo modo, el “Jean luc” de Els Amics de les Arts copia a Blur, que a su vez copiaron indiscriminadamente a XTC y se hicieron ricos gracias a ello. Y, aunque Andy Partridge y Colin Moulding no hayan recibido ni un solo royalty a cuenta de sus ideas plagiadas, es preferible que sea así: Gracias a ello otros han podido empezar a decir algo, mientras ellos han seguido haciendo música increíble, agrandando año tras año un universo la mar de estimulante. Aventuras de Kirlian deberían haber recibido un pago mejor por todo el pop naïf de los 90-00s, pero con un copyright más estricto y sin la oleada tontipop seguramente no hubieran existido Meteosat, ni Ignacio Escolar sería la persona que es ahora. Entretanto, Ibon Errazkin pasó página, tuvimos a Le Mans y ahora tenemos a Single (y con esto volvemos a la casilla de salida, con Joan Vich). El límite debe ser tu desvergüenza y tu imaginación, no lo que diga una sociedad gestora, sean cuales sean sus directivos. Preferimos tener esas canciones, TODAS ellas, las buenas y las malas, que no tenerlas. Y pensamos que, cuando se hacen las cosas bien, la verdad vuelve como un boomerang y, finalmente, prevalece.

Angry elderly men!

Imágenes y noticias como ésta nos inspiran. ¡Los ancianos de la Colonia Güell SÍ nos representan!

Hoy en el CAP de Numancia (y también en el de Drassanes y vayan a saber cuántos más), concentración a las 14h. Existe un goteo continuo de servicios que se están cerrando, incluso sin el consentimiento municipal. Por eso es necesario actuar. Pueden hacer como que no nos oyen en sus despachos y parlamentos, pero no podrán ignorarnos cuando tomemos los ambulatorios.

Hipotecando Extremadura y Doñana para NADA

La única meta clara del capitalismo es poner siempre el turbo, pase lo que pase, hacia ninguna parte. Nada le para, nada le duele. No piensa. Si el ladrillo revienta, convirtamos a las cajas en inmobiliarias. Si la banca se colapsa inventemos otros créditos y renegociemos los existentes. Si las hipotecas se hunden, apliquemos la gota malaya al hipotecado hasta que pague. Si falta comida o vino, envenenemos el suelo de nitratos y herbicidas. Si el petróleo se acaba, hagamos más refinerías y oleoductos.

Doñana está amenazada, dice la UNESCO, y sus amenazas son tres. Se llaman capitalismo, capitalismo y capitalismo: “La ampliación del dragado del Guadalquivir que pretende acometer el puerto de Sevilla, el oleoducto que la refinería Balboa quiere construir entre Huelva y Extremadura y la presión de la agricultura sobre el acuífero del que vive Doñana”. Todas ellas razones de tontos que se creen listos, como verán. De las de crecer por crecer, sin preguntarse para qué y sin preocuparse por las consecuencias. Puertos más grandes (Europa sigue demandando mercancías de otros países más explotados y baratos), autopistas para el petróleo (ese recurso natural tan escaso como apreciado por el capital especulativo) y mares de plástico a mansalva (agricultura eco-asesina y sin futuro).

Del otro lado, nos parece encomiable y apoyamos la labor de la Plataforma Refinería No, luchadora incansable contra los proyectos de la Refinería y el Oleoducto Balboa. ¡Pero si hasta el nombre suena mordoriano o santoinquisidor, por Tutatis! A este planeta no le hace falta más petróleo, sino menos. Y a quienes promueven Balboa les sobra avaricia, y les falta a) decencia, b) dos dedos de frente y c) el amor debido por su descendencia.

RIP! #SGAE: A Remix Manifesto

Viendo la que está cayendo en la SGAE nos entra la risa floja. Nos alegra tanto que por una vez se investigue, impute y enchirone a chorizos de verdad que se nos despeina el tupé de las carcajadas. Quedan muchos,  sí, pero Teddy Bautista ha demostrado durante años ser uno de ellos, al frente de ese bochornoso ente mafioso conocido como SGAE. Chantaje, dinero negro, cuentas opacas, repartos dedocráticos… No nos digan que no estaba claro. Lo sabíamos todos y lo sabía el Ministerio de Cultura (incluyendo a sus ministros, pasados y presentes), que es responsable más o menos directo de lo que pueda levantarse en los próximos meses.

Luego nos viene a la cabeza el excelente documental de Brett Gaylor “Rip! A Remix Manifesto”. Odiamos el copyright por aquello en lo que se ha convertido, aquello que en España representa la SGAE y en USA la RIAA y la MPAA. Los derechos de autor no estaban pensados para pudrirse sino para proteger a viejitos que en su juventud habían perseverado en el difícil mundo de la trova hasta dar con su “Louie Louie” o su “We Shall Overcome”. Brett Gaynor toma a Girl Talk, un músico que es el anticristo del copyright en sí mismo, para elaborar un documental jugosísimo que va desde la avaricia del pasado intentando controlar el dinero del presente (Metallica, we hate you!) hasta el más estimulante concepto de la creación por mutación cultural. Impagables los ejemplos de “La cultura siempre se basa en el pasado”: “The Last Time” y “Whole Lotta Live” no son más que puentes entre las Staple Singers o Son House/Muddy Waters, y el “Bittersweet Symphony” de The Verve o cualquier otra canción del futuro. Girl Talk es y no es el protagonista, simplemente está ahí, en el centro del manifesto. Brett Gaynor lo es, sin duda, con ese discurso en off a lo Werner Herzog y un loable enfoque copyleft-ish que lo lleva a cuestionarse por la legalidad de su documental desde dentro del mismo. Bien por la galería de entrevistados -Gilberto Gil, Lawrence Lessig y Cory Doctorow- y por el espacio de remix fílmico que se anticipa. “Rip!” no solo denuncia a las grandes organizaciones (Time Warner, Disney, etc), sino que se preocupa de establecer el escenario para que la creación continúe.

Nos sumamos a ello. Tomen este artículo-pastiche que están leyendo y remézclenlo como gusten. Con que nos digan algo para poder seguirle la pista nos damos más que por satisfechos.

Disney, revela Gaylor -y no es el primero-, fue un saqueador cultural que ahora pretende cobrarnos y denunciarnos por usar esas ideas que pertenecían al dominio público. Mientras semejante absurdo siga pasando, el copyright carece por completo de sentido, Teddy merece la cárcel y Disney (the corporation) tiene muchísimas cuentas pendientes con la humanidad.

Les dejamos con un pequeño juego que, si han visto “El Rey León” o escuchando la canción central de la película, seguro les encantará, o al menos les hará pasar un buen rato. Nuestro +1 es para el entusiasmo airado scot-tirolés-nashvilliano de Karl Denver. Una versión que les levantará a sacudidas por las mañanas.

La Pulga y la Locomotora cifra en 0 euros los desperfectos en la plaza de Catalunya

Barcelona (Agencias) .- La Pulga y la Locomotora ha cifrado en 0 euros los desperfectos que las acampadas de los indignados‘ han causado en la plaza de Catalunya y el entorno. La portavoz rotativa del blog, Pulga Anónima 839, ha explicado que no solo no será necesario reconstruir parte del suelo de la plaza sino que los huertos son infinitamente más bellos que las zonas ajardinadas existentes anteriormente, y que no ve conveniente volver a un modelo de plaza que no pertenezca a los ciudadanos. Se considera innecesario aplicar más limpieza que la habitual, considerando que por lo general los turistas ingleses se lavan menos que los indignados y además tiran chicles y helado al suelo.

Pulga Anónima 839 ha matizado que en este cálculo no se ha podido incluir aún el inmenso valor de lo conseguido durante las últimas semanas por el pueblo y considera que los responsables del área de Patrimonio deberían valorar por encima de todo la dignificación del espacio, convertido en Ágora de debate, cuando anteriormente era un mero lugar de paso de sucias palomas y turistas zombies.

El equipo económico de La Pulga y la Locomotora ha estado elaborando hipótesis sobre otras estimaciones existentes y ha llegado a la conclusión de que con 240.000 euros sería posible construir un Corte Inglés, un Starbucks y un Zara enteros, a razón de 240 mileuristas trabajando sin descanso durante un mes.

Desalojo sin incidentes

640 efectivos de los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana han desalojado esta madrugada a 50 indignados pacíficos que habían decidido permanecer acampados en la plaza de Catalunya de Barcelona.

Cuarenta y cinco días después de que el movimiento 15-M decidiera acampar en este céntrico espacio, la plaza ha amanecido libre de las tiendas de campaña y las carpas en las que dormía un grupo de ‘indignados’ contrario a la decisión de abandonar la plaza que se tomó en asamblea hace quince días. El movimiento 15-M y muchas otras cosas interesantes llevan semanas trasladando su acción a los barrios, con la intención de construir desde ellos una sociedad mejor y más justa.

Los jardineros han optado por sacar las plantas sin dañar las raíces y entregárselas a los jóvenes, que han asegurado que las plantarán en otro jardín público de Barcelona.

A %d blogueros les gusta esto: