la pulga y la locomotora

Anónimos y cabreados

Archivos en la Categoría: Uncategorized

Energía de dignidad

Antes lo decimos, antes aparece otro rostro público solidario. La cosa va de Eduardos, esta vez es Eduardo Galeano desde Barcelona. Con total honestidad se acercó a Plaça Catalunya. A título personal, naturalmente.

Las menciones en el vídeo linkado a la “democracia secuestrada” o “el dinero libre”, así como esta cita suya de 2009 que figura en la wikipedia, nos ha parecido más que apropiadas:

“No sólo Estados Unidos, sino algunos países europeos han sembrado dictaduras por todo el mundo. Y se sienten como si fueran capaces de enseñar lo que es democracia

Anuncios

¡No paréis!

Lo cierto es que, aunque esta protesta sea fundamentalmente “anónima”, los rostros públicos de este país están en la luna de Valencia. Imaginamos se debe a que por lo general andan bastante ensimismados o habitan un entorno burbuja. De nuestro lado tenemos a Arcadi Oliveres, personaje de valor incalculable, pero necesitamos más adhesiones (a título individual, sin intentar apropiarse de nada) como ésta de Eduardo Punset.

Estados en quiebra

El poder económico es muy pillo. Nos escondieron las noticias de Islandia y ahora nos esconden las de Grecia. Esto no lo encontrarán en las homes de El Pais, La Vanguardia o El Periódico. Tendrán que bucear un poco más para enterarse de que el estado griego amenaza QUIEBRA. Por lo general, al común de los mortales se nos escapan los conceptos e indicadores económicos con los que intentan marearnos hasta conseguir nuestra indiferencia. Pero este concepto, precisamente éste, es muy sencillo: La empresa “estado griego” no puede pagar a sus acreedores y nadie se atreve a prestarle dinero. Eso significa que a partir de junio Grecia no podrá pagar los sueldos de sus funcionarios. “Si no recibimos el dinero el 26 de junio nos veremos obligados a cerrar la tienda y declarar la imposibilidad de pagar nuestras obligaciones”, en palabras del ministro de Finanzas. Ni siquiera el parche envenenado de privatizar lo poco que les queda para tirar adelante un par de meses más se ve factible.

Pensábamos que Islandia nos pillaba lejos, que era un islote lleno de esquimales, cuyo único impacto en el mundo era el de tener la capacidad de cerrar el espacio aéreo europeo gracias a sus volcanes. Pero Grecia ya es harina de otro costal. Son mediterráneos de sangre caliente, en verano sudan la gota gorda, están hasta las orejas de pelotazos y chanchulleros a los que se ha tolerado durante demasiados años (como aquí) y forman parte de la zona euro. A diferencia de Islandia, si se habla de Grecia pensamos aquello de “cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar”.

Todos, hasta las abuelas, tenemos clara cómo están dispuestas las fichas de dominó en la línea de la zona euro. Las cuatro primeras son: Grecia, Irlanda, Portugal, España. Y no se engañen, si España no es la cuarta será la quinta, detrás de la Italia de Berlusconi, que debe tener una de mierda bajo la alfombra que ya es tóxica solo de pensarlo. Si Grecia quiebra en junio, España lo hará en septiembre, o en mayo del año que viene, o en diciembre. Los recortes no sirven, ni siquiera desde el punto de vista financiero. Su efecto es para los mercados de deuda como el de un chute para el yonki: Le calman un día, pero a la mañana siguiente vuelve a tener el mono. Lo único que reducen los recortes son nuestros derechos, no el riesgo de quiebra. Así que déjennos cmabiar los sujetos en el artículo que les linkábamos al principio:

España amenaza con la bancarrota

El Gobierno hispano suspenderá pagos si las ayudas no llegan a finales de XXXXX – Moody’s advierte que la reestructuración afectará a la solvencia de otros países

Y ahora lean la siguiente decena de extractos del texto, sabiendo que son el futuro que nos espera si nada cambia:

  • “ronda masiva de privatizaciones, recibidas por la ciudadanía entre el disgusto y algo parecido a la humillación”
  • “más despidos de funcionarios, subidas de impuestos y un nuevo tijeretazo a las pensiones”
  • “los burócratas han llegado a hablar de reperfilar la deuda, en un espasmo lingüístico en busca de un eufemismo menos violento”
  • “Las portadas de los diarios griegos resumen bien el malestar: “Receta de extenuación”; “Conmoción y terror”, incluso “Tierra y sangre” podía leerse ayer en grandes titulares”
  • “escepticismo sobre la capacidad del Ejecutivo para acometer con éxito las privatizaciones”
  • “Los expertos consideran que, a pesar de toda la austeridad y de las ayudas internacionales, Grecia no puede pagar todas sus deudas. “La cuenta atrás para la reestructuración va a ser lenta y dolorosa, porque las autoridades europeas quieren evitar el contagio a otros países y al sistema financiero, y eso requiere ganar tiempo””
  • “el país no va a poder volver a financiarse en los mercados hasta dentro de al menos cinco o 10 años”
  • “”El efecto en los mercados de capitales de Europa es difícil de predecir y más aún de controlar”, dijo la agencia [Moodys] en clara alusión a la posibilidad de un escenario caótico”
  • “Noyer aseguró que una reestructuración en Grecia supondría “el hundimiento de la economía griega” y generaría “un escenario de horror”.
  • La escalada verbal solo puede seguir subiendo mientras el incendio fiscal no se sofoque. 

Terrorífico.

De la indignació a l’autoorganització / De la indignación a la autoorganización

Las cosas se mueven deprisa. En apenas una semana hemos reclamado las plazas del centro de las ciudades, han surgido por doquier pequeñas sociedades autogestionadas y las ideas han sido puestas en ebullición. A mediodía hemos estado en Plaça Catalunya, que sigue tan viva y entusiasta como en jornadas anteriores. El panorama es espectacular, una sociedad que se autoorganiza y se actualiza al minuto, según sus propias necesidades. A primera vista es apabullante, parece que haya un exceso de información, pero todo allí sigue un orden, el del trabajo y el sentido común. Se recuerda constantemente que aquello no es un botellón, que estamos construyendo algo más grande, que es más importante vivir que tomar fotos. La recomendación para todos los que no lo hayan hecho aún es que acudan a Plaça Catalunya antes de que lo haga el sheriff. La encontrarán brutalmente cambiada a como la recuerdan de hace un mes, cuando era simplemente un suelo grisáceo, vacío de alma, lleno de palomas (también grises) y de Tommy Hilfiger’s. Si pasan al menos un cuarto de hora repirando en ella, le encontrarán el sentido a todo. No lo olviden, hay personas que se encargan de que así sea. Si se pierden, echen un vistazo al siguiente organigrama:

Respiren de nuevo y vuelvan a meditarlo. Todo lo que aquí arriba pueden ver (además de cocina, que se le despistó a alguien y es una comisión que lo merecen TODO y más) se ha construido en una semana. UNA SEMANA. De manera autónoma, sin patrocinadores y sin estupefacientes. Piensen en todo lo que podría hacerse con tiempo.

Ahora toca ir a por los barrios. El sábado se puso la primera piedra, pero hay que reconocer que en Madrid van un paso por delante. Se comunican via Toma los barrios y se está proponiendo ya una metodología asamblearia más que necesaria, dado el elevado número de barrios/pueblos que intentan coordinar (nos salen nada menos que 83, según recuento a fecha 24/5). Las asambleas de barrio son autónomas y tienen la posibilidad de aportar propuestas a la asamblea general en base a una estructura de Sierra o de Sube-y-baja. Viene a ser algo así:

Asamblea de Barrio (o Municipio) PROPUESTAS > Asamblea Madrid (DECISIÓN COMÚN)> Asamblea de Barrio (o Municipio) RATIFICACIÓN > Asamblea Madrid (DECISIÓN DEFINITIVA)

Esto tiene que salir bien. Y, sin ánimo de imitar sin ton ni son, Barcelona necesita algo parecido. Crear un tejido de asambleas populares es el único camino. Si no lo hacemos así, corremos el riesgo de que la ocupación de Plaça Catalunya se quede en una mera anécdota que explicar a nuestros nietos. Por eso pedimos (y pediremos donde haga falta) enfocar en esto las energías, o al menos una buena parte de ellas. A corto plazo, es lo que evitará la dispersión cuando venga el sheriff. El barrio es “casa”. Está muy bien haber recuperado Plaça Catalunya, pero no es nuestro barrio ni está cerca de nuestro hogar (suponemos que la gran mayoría de nosotros no vive en El Corte Inglés ni en el Passeig de Gràcia). Necesitamos la cercanía con nuestra gente, necesitamos oxígeno, nuevas energías, nuevas cosas que construir… Más justicia social por la que luchar, más trabajos en los que volcarnos para mejorar nuestra propia situación y la de los demás. Más ganas de cambiar el mundo. Hala, ya está dicho. Ahora llámennos ingenuos si quieren.

Perfil político en España, circa mayo 2011

No compartimos para nada esto de aquí. Es más, nos parece muchas cosas que callaremos, en base al principio de respeto por las personas. Sí que razonaremos que, entre sus errores, se encuentra el de ser manifiestamente parcial, al elaborar algo tan pretencioso como un mapa político ignorando a un amplísimo sector de la población, el representado por la abstención. Por poner un ejemplo, los datos de las municipales para Barcelona serían los siguientes:

Porcentaje de abstención en las elecciones municipales de la ciudad de Barcelona: 47,03% (votos en blanco: 27.033; votos nulos: 10.719)

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=128995.

Por eso, nos hemos permitido el atrevimiento de jugar un rato a los cuadrantes. Ésta es nuestra lectura, seguramente inexacta, pero algo más cercana a la verdad y al sentir popular.


Desalojo Exprés, o la fábula del sheriff y la patata caliente

La estrategia del Sheriff Trias sobre la que les hablábamos anteriormente ya tiene nombre: Desalojo Exprés. ¡Qué rica es la lengua de los media! ¡Qué habilidad tienen creando hashtags para la opinión pública! Ayer olvidamos comentarles el trasfondo de la alianza entre el Sheriff y Boo-Boo. El que desaloje tendrá un marrón. Es así de fácil. Y el sheriff quiere que Boo-Boo se coma el marrón, por eso le tiende una mano sucia, que es como un beso de Judas consistorial.

Jugando a mostrarse tajante y seguro, a Trias se le escapó la siguiente frase: “La patata caliente de la protesta en el centro de Barcelona todavía la tiene el alcalde”. Ya no necesita la tregua coyuntural de la semana pasada, más bien le estorba. Ahora tiene las prisas del equipo de fútbol que quiere meter un gol en el último minuto del partido de ida para tener un partido de vuelta cómodo.

Sin embargo, hay un error de fondo en su estrategia: NO HAN ENTENDIDO NADA. Visualizan el final de la protesta con el desalojo, cuando éste no hará sino alimentar lo que ya se ha consolidado. La “patata caliente”, señor Sheriff, no es la acampada, es su sociedad, que no nos gusta. Que usted o Boo-Boo sea el nuevo sheriff es algo que nos la trae al pairo. El sambenito no lo lleva el de la chapa, sino toda la clase política. Boo-Boo nos representa tanto como usted, es decir nada.

Si decide enmendarse siempre puede pasarse por Plaça Catalunya y someter su propuesta de que nos vayamos a la voluntad popular. Le garantizamos que allí no se desoye a nadie. Venga, hombre, ¿cuánto tiempo hace que no baja a Ciutat Vella? Aflójese el nudo gordo, que a mediodía hace un calor infernal. En la Comisión de Sanidad encontrará crema para el sol, ya sabe que, con toda esta contaminación planetaria, los niveles de ultravioletas andan disparados. Y beba agua. Está invitado, acuda y lo hablamos. A título personal, por supuesto.

Només creiem en nosaltres / Solo creemos en nosotros

Tomen las ediciones digitales de los principales diarios españoles. Sigan visualmente (solo visualmente, no se atrevan a leer o les saldrán urticarias) la evolución de la cobertura sobre las protestas durante la última semana: verán que tuvo su punto álgido entre jueves, viernes y sábado, y cómo desde ayer intentan arrinconarlas. Es el precio de la actualidad, el riesgo de jugar con sus reglas. Los analistas se apresuran en quitarnos fuerza, sin molestarse en pisar las plazas, por supuesto. Cuanto más a la derecha, mayor empeño ponen.

Pero cuidado. Si algún día bajan a la calle, verán algo muy distinto.

La asamblea de Sants fue más numerosa ayer que el domingo. La gente, incluso la que no baja a la plaza, pica cazuelas con energía en sus balcones. Los coches pitan al pasar. De Catalunya no conocemos cifras, aunque sí sabemos que ayer era lunes, y podemos imaginar -sin ser grandes analistas ni cobrar por ello- que un buen número de participantes tuvieron que volver a sus grises trabajos asalariados y esclavos. Hoy sin falta nos acercaremos a ver cómo respira la protesta y a comprobar el estado del huerto.

Nos parece que la protesta sigue viva, y que tras explotar en Plaça Catalunya está siguiendo el camino viral que DEBE seguir: del centro a la periferia, para tomar fuerza ahí y volver al centro en modo supernova, tantas veces como sea necesario. Nuestro reto es hacer eso posible. Debemos reflexionar sobre las mejores estrategias para mantener los barrios unidos y coordinados, y multiplicar (no dividir) el espíritu de creatividad y lucha de Plaça Catalunya.

Crean lo que les decimos. O lo que les diga cualquiera que se haya tomado la molestia de bajar a la calle, en lugar de escribir y analizar desde su silla giratoria.

No creemos en sus medios. Están llenos de analistas gilipollas y jefes de redacción con demasiadas prisas. Su falsedad no (tampoco) nos representa.

Por extraño que parezca lo que queremos es vivir

Por si no pueden leerlo: “BOLEM SER FELISOS”. “MES BOMBers imes pa”. “que tothoma tingui casa”. “que ningu ha de ser povre”.

Son mensajes de los niños de Sants.

Nuestro mensaje.

Pacto entre carroñeros

No lo podemos evitar. Vemos esta foto de Trias, con ese plano bajo como de justiciero del Oeste vestido con nudo gordo, y nos viene a la mente una de las mejores canciones de los primeros Carter U.S.M., “Sheriff Fatman”.  La letra de aquella canción rendía cuentas al magnate inmobiliario Nicholas van Hoogstraten, un auténtico rufián que aterrorizó a todo Londres, siendo incluso condenado a pena de prisión por atacar con granadas a un moroso. Era un hombre de principios, van Hoogstraten. Robo, sobornos, un asesinato del que fue declarado no culpable… Todo un pájaro, para que nos entiendan.

Visualizamos a Trias como el nuevo Sheriff Fatman. El apodo le pega: Sheriff Trias. El negocio le pega: Inmobiliarias (un sector top-3 entre las filas de CiU). Hasta el look de su tarjeta de presentación va a juego con el apodo.

The toilets ain't healthy
and he don't give a damn
he just chuckles and smiles
and laughs like a madman,
a born again Rachman
Here comes Sheriff Trias

Tras la tregua estratégica de los últimos días de campaña, finalmente Trias se ha quitado la máscara. El Sheriff tiende la mano a Boo-Boo para dejar la Plaça Catalunya hecha una patena. No saben cómo hacerlo, pero “ya se las apañarán”. Porque para ser sheriff solo hace falta tener una estrella, unas cuantas armas y pisar muy cerca del borde de la ley. Mascar tabaco ayuda, pero en estos tiempos, ya se sabe, es políticamente incorrecto.

Nos gusta esta parte de la noticia: “Representantes de CiU intentarán establecer “contacto” con los acampados, aunque toda negociación será difícil, ya que al tratarse de un movimiento espontáneo “no se sabe -ha dicho- quién manda allí””

Pensarán que el siguiente paso sería hablar uno por uno con todos los presentes (puesto que todo el mundo allí está a título personal), para demostrar de paso que es un tío convincente y que se ha ganado el puesto. Pero nos da a nosotros que lo que en lo que está pensando el Sheriff Trias es en enviar a su banda de pistoleros. Una banda que, desde ayer, cuenta con dos jefes: el tonto que entra y el tonto que sale. Sheriff Fatman y Boo-Boo. En lo sucesivo, dos buenos amigos, residentes en Barcelona.

Factorizando: Documento de mínimos

Otra de las cosas que pasaron ayer fue que Contenidos (Plaça Catalunya) concluyó el documento de mínimos, y éste fue sometido a la asamblea general de la noche. Se aprobaron un buen número de puntos y seis de ellos fueron devueltos a la Comisión para su revisión. Se estableció un umbral de corte de 20 votos para decidir si un punto debía revisarse, lo cual va en detrimento de la agilidad pero acentúa el carácter democrático de los acuerdos de mínimos. Creemos que es una metodología más justa. No olvidemos que al fin y al cabo, la democracia directa es la reivindicación principal de lo que se está haciendo.

Pudimos seguir la asamblea gracias a Contrabanda, que está haciendo una cobertura (perdonen la vulgaridad) de narices, tanto en la FM (91.4) como por Internet. No saben la suerte que tenemos al disponer de medios de comunicación alternativos, en contraposición a los mass-media no-independientes, participados por el poder político y sobretodo por el económico, que es lo que tienen ellos. Esto viene a ser como cuando hay un accidente de coche en la calle y a ti te lo cuenta un vecino testigo presencial (“ha pasado esto y lo otro, y aquél se ha saltado un ceda”), y a ellos se lo explica el fabricante del coche accidentado (“el motor de nuestro Joyota utiliza la más alta teconolíga X-Fire-Plus y ha sido nombrado coche del año en San Vicente y las Granadinas”).

El documento de mínimos (que no Manifiesto) es PRIORITARIO PARA TODOS y previsiblemente se cerrará en las asambleas de hoy o mañana. Les recuerdo de lo que se trata: Un compendio de reivindicaciones básicas y factibles a corto plazo, para trasladar a la sociedad y sumar, nunca restar, apoyos. O sea, que debe representar el MÁXIMO COMÚN DIVISOR de la asamblea y lo tienen que comprender NUESTRAS MADRES. Nos descomponemos en factores primos para hacernos entender. Hay un duro trabajo detrás  (la factorización es sencilla con números, pero compleja ccuando se trata de ideas) y muchas sensibilidades a las que representar. Pero el objetivo final es claro y necesario, y no nos cabe la menor duda de que lo conseguiremos.

Recuerden la introducción (ya aprobada en asamblea) de la que les hablamos anteriormente, pensamos que es importante:

Estamos cambiando el mundo. Completamente.

Mientras tanto políticos que no nos representan siguen ahí, dando bandazos y legislando sobre nuestras vidas. Por esto les escribimos aquí algunas medidas que puedan entender fácilmente y que exigimos que se aplique ya. Estaremos en la calle hasta conseguirlo.

Ojo! Esto es un documento de mínimos. En realidad lo que queremos es mucho más grande.

Así se lo haremos saber a los/as alcaldes y a los plenos que se elijan el próximo día 22.

Les pediremos punto por punto cuanto sigue, comenzando por el punto 1.”


A %d blogueros les gusta esto: