la pulga y la locomotora

Anónimos y cabreados

10 razones por las que el MWC no es bueno para Barcelona

Ayer, los medios mainstream se congratulaban por la victoria de sus anunciantes contra el malvado personal de transportes, en la batalla que ha precedido al Mobile World Congress 2012 de Ciudad Escaparate. La Vanguardia ejercía -conforme a sus objetivos- como un altavoz magnificador de tres actores y una única dirección: CiU, la ciudad-marca y la gran burguesía hotelera. Las rotativas a pleno rendimiento. No les cabían más buffy-noticias en su caja de resonancia panfletaria, disfrazada de diario y repleta de autobombo neocon(vergente). Intentan por todos los medios echar a rodar la gran bola de nieve del gran bisnes, y hacernos creer que su negocio es nuestro negocio. Ese gran pastizal que han visto en vuelo bajo y que no quieren que se les escape. Lo que anhelan es lo de siempre: una buena tajada, con cobertura de azúcar glas, nata y virutas de chocolate. Así les explicaron la receta en ESADE. Manejan la neolengua con una vehemencia pasmosa: Red LTE, html5, mHealth, BMax, appsPalabros que, como pueden imaginar, les han sugerido quienes pagan sus anuncios. En el circo cabe cualquier cosa que tenga una pantalla colorida, hasta un móvil submarino con Internet. No se rían, que esto es serio. ¡Y nos va a sacar de la crisis! Barcelona está de enhorabuena. Habemus nueva marca, Barcelona Go Mobile, de la mano de Google, el gigante “bueno”. ¡Un Godzilla puntocom, vive Jobs! Y qué bien suena eso de Barselounagoumobail. Es como darle a un tonto un iPad.

Sin embargo, pese a lo que repiten y repiten y repiten y repiten -mientras el equipo B les prepara el discurso para el Eurovegas-, el MWC no es bueno para Barcelona. Si se lo callan ellos (que lo harán) ya lo diremos nosotros. Y, créannos, hemos leído esto con muchísima atención. “En periodismo, la verdad no puede ser el promedio entre las diferentes versiones. Los periodistas hemos sido negligentes en la defensa de la verdad factual”. Por eso, hablamos:

1. Es falso que algo que beneficia a una élite (que ni siquiera vive en la ciudad) beneficie realmente a Barcelona. Hoteleros y multinacionales no son La Ciudad. Es una identificación incorrecta. La falacia más manida durante el warm-up del congreso. El “progreso”. El todo por la parte.

2. El empleo temporal y precario jamás ha creado bienestar a una ciudad. Nunca. Tampoco riqueza. Ni actividad económica. No es un modelo efectivo para reducir el paro. Solo Mala Vida.

3. Mientras se trabaja ciegamente por el ideal del MWC se deja de trabajar en muchas otras cosas más necesarias. ¿Qué pensarían de un arquitecto al que le encargasen un edificio y les montase una fiesta en el Chiquipark de la esquina? ¿Que es un incompetente o que les está estafando? ¿Ambas cosas?

4. A falta de juegos olímpicos, referéndum del Estatut o consulta para la Diagonal que llevarse a la boca, Mas tiene su MWC. Por eso, lo verán siempre en la foto. Todo líder necesita una banderita ciudadana que agitar con sonrisita boba. Así lo enseñan los asesores políticos.

5. ¿Se acuerdan de los recortes? ¿A que se les han olvidado un poco? Claro. Ésa es la idea.

6. La ciudad que se convierte en marca evoluciona con ella. Nace, crece, se reproduce y muere con la marca. RIP Barcelona 2018. Samsung ya no da soporte a su modelo.

7. ¿Qué clase de ciudad antepone su ego al medio ambiente, las guerras y la explotación en grado mil? ¿Qué clase de personas, dirigentes y supuestos profesionales eluden su deber de informar de las contraindicaciones sangrientas de su negocio? Entre semejante discurso técnico, luces multicolores y cartelería en inglés ejecutivo no hay sitio para estas 6 letras: C-O-L-T-A-N. Coltán. Ni para una sostenibilidad más allá del buenrollismo de postal y los contenedores de colores. Responsabilidad cero. ¿Cómo de sostenible dicen que es la Barcelounagoumobail? ¡Ja!

8. El MWC tiene un coste. Organizativo y “de esos otros”. Favores en los que quedan unos señores que se reúnen en foros secretos, al margen de la legislación fiscal que se aplica a los demás. Llámenlo “negociar beneficios fiscales para grandes empresas“. Dinero que sale de lo público para hacer la vida más feliz a lo privado. Les suena, ¿verdad?

9. El MWC sirve para criminalizar a colectivos que no participan del sueño convergente. Violentos trabajadores de la ciudad que no piden sino que se cumpla su convenio, les paguen los atrasos y no los sigan echando a la calle. Usuarios de los servicios públicos que tienen la osadía de decir en voz alta que no les parece correcto que les cobren un 10% más (5 veces la inflación, infinitas veces su subida de sueldo) por los mismos 10 viajes de hace un mes, que les indigna que exista un directivo por cada 5 autobuses, que 90 responsables políticos de AMB se hayan embolsado 800.779 euros en dietas, que la cúpula de CON haya hecho lo propio con 300.000 euros para asistir a reuniones, que Xavier Trias redondee su sueldo de alcalde (110.000 euros) con 36.000 más en dietas (1.269 € por reunión). Ay, los usuarios. Cómo se quejan, los malditos. ¡Perturbadores de la paz social! De la peor calaña.

10. Y al final, los ciudadanos de la ciudad a la que se supone que el circo beneficiaba perdieron sus derechos fundamentales. Suena surrealista, ¿verdad? Es como lo de ir a por lana y salir escaldado. Pues, si les dejamos, será cierto. Lo llaman democracia…

Más #27F1M, #MWC12 y #SetmanaDeLluita :

http://info.nodo50.org/Guia-activista-para-no-perderse-en.html

http://atutmbetretallen.wordpress.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: