la pulga y la locomotora

Anónimos y cabreados

Archivos mensuales: agosto 2011

El Estado Cucaracha

¿Rescate de los especuladores? ¡Se admite a trámite!

Siempre nos habían dicho que la Constitución no se toca, pero también en eso nos engañaban. Este agosto hemos visto que no es tan sagrada como se nos presentaba. Se le puede hacer, por ejemplo esto. A lo macho y por la vía exprés.

No les aburriremos, sabemos que los trámites sin contenido (como el vivido esta mañana) duermen hasta a las piedras. Vayamos al fondo: La Constitución Española de 1978 se ultraliberaliza. Le ha llegado su hora, no debería extrañarnos. Todo el estado está en venta para pagar la deuda y satisfacer a los especuladores, así que la Carta Magna debe reflejarlo sin tapujos. El pago de la deuda “gozará de prioridad absoluta” y ésta “no podrá superar el valor de referencia establecido en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea”. Para calmar a los mercados (¿todavía no han asimilado que eso es imposible?), el estado se hace un harakiri de mal gusto, que nos obliga a presenciar en directo sin voz ni voto. A partir de la semana que viene podremos decir que, como los partidos, sindicatos y banca, esta Constitución tampoco nos representa. Que la brecha entre sociedad y gobernantes se agranda todavía más y es ya de dimensiones constitucionales. Unos quieren una ley para el pueblo, los otros un balance de cuentas para los mercados. España se asemeja cada vez más a esas cucarachas que se dan la vuelta, quedan boca arriba y luego no son capaces de volver a poner las patas en el suelo.

Por un lado, el estado se ata voluntariamente de pies y manos, renunciando -con la satisfacción idiota que mostraban hoy PP y PSOE- a su soberanía. En este país, y por extensión sus autonomías y municipios, nunca habrá dinero para Sanidad y Educación mientras haya Deuda. Por el otro, hace oídos sordos a la ciudadanía, como si por esforzarse tozudamente en mirar hacia otro lado ésta hubiera desparecido de repente. Deben pensar que se puede redactar un nuevo artículo en la Constitución antes del 20N que diga que “La sociedad nunca cambiará. Su disgusto u opiniones se quedarán permanentemente en casa, en España siempre será 14M. Cuanto de calado deba decidirse se hará por decreto, de espaldas a la ciudadanía, y sin su opinión ni su consentimiento”.

La clase política echa mierda sobre la mierda, con la esperanza de que veamos solo la capa más superficial. Piensa que si nos centramos en el #reformazo olvidaremos los recortes y los procesos de privatización en curso. Pero se equivocan, sabemos lo que hay debajo. Cobijado bajo toda esa inmundicia se encuentran el capitalismo, la UE, el FMI y todos sus instrumentos de presión locales, con los políticos títeres a la cabeza. Es por ello que nuestra meta no es congelar la Constitución sino construir una nueva y mejor Carta Magna, una declaración de principios efectiva y real sobre la base de la justicia y la igualdad.

No queremos más paripés como el de hoy (un 94% de diputados esgrimiendo un falso consenso, inexistente entre los 47 millones de españoles), ni necesitamos guardianes de los intereses económicos ajenos. Devolvemos por defectuosa esta Constitución de la Economía Especulativa. Vuestra es, nuestra no. El “cierre de filas” nos repugna.

Cuando decimos NO al #reformazo decimos mucho más que eso. Decimos NO a un modelo de país inmoral. NO al monopartidismo bipartidista idei-cida. NO a un servilismo y a un estilo de hacer negocios en los despachos y los parquets que tome como rehén a toda la sociedad, especialmente a los más débiles. Decimos SÍ a una reforma justa de la Constitución: SÍ al derecho positivo a la vivienda, a la Sanidad, a la Educación. SÍ a la Libertad de Expresión y a la Libre Circulación. SÍ a que los ricos paguen lo que les corresponde. SÍ a la verdadera democracia, gobierno del pueblo y para el pueblo.

Las cucarachas patas arriba acaban secas por el sol y sus entrañas comidas por otros insectos. O eso, o mueren chafadas de un pisotón. Ha sido un verano caliente, pero el otoño y el invierno lo van a ser aún más.

Anuncios

Una noche tranquila

“En los manicomios lo primero y más importante que se hace cada día es darles a los internos la píldora tranquilizante. ¡Hay que taparle la boca al alma! Los tranquilizantes están más que probados, y son tan seguros como las píldoras anticonceptivas. Por las noches, la gente tapa con una funda a los pájaros enjaulados ¡para que pasen una ‘noche tranquila’!”

Klaus Kinski, “Yo necesito amor”

Tras tres días de hogueras, akelarres y pillajes varios, llegó David Cameron para poner fin a la revuelta a base de represión. Un despliegue policial sin precedentes: 16.000 “efectivos”, con el gas lacrimógeno y los cañones de agua preparados. La ocasión lo requería, el mundo estaba mirando. Es de suma importancia para el estado inglés apagar el fuego de Londres, correr una espesa cortina uniformada sobre el asunto. Poner la funda a la jaula, vendar los ojos al planeta. Evitar la autocrítica. Porque este estallido será vandalismo chandalero, si lo desean, se podrá acusar a a los jóvenes de saquear tiendas de gadgets en lugar de bancos u oficinas de empleo -a su rabia no se le ocurre nada mejor-, pero ¿es posible culparles de responder con fuego al fuego? ¿quién puede sentenciarles por responder con violencia a una desesperación a la que no ven salida alguna? Desde la distancia, en los London Riots se ven las mismas raíces que en la revuelta de la Banlieue francesa de 2005. Con la diferencia de que AHORA la situación es mucho peor que hace seis años. Ahora existe una recesión salvaje, un quiste descomunal que crece día a día. Ahora los pobres son más pobres. Ahora se recorta sin clemencia a los desfavorecidos. Ahora los jóvenes tienen menos futuro que entonces, cuando ya no lo tenían. Ahora el capitalismo se desmorona mientras, atónitos, vemos quemarse Londres.

The Clash nos enseñaron en el 77 lo que son los riots en el Reino Unido. Los negros tienen un montón de problemas, decían, pero no les importa tirar un ladrillo, los blancos van al colegio donde te enseñan a estar atontado. Y así hasta que Londres explota en diversos puntos (a la cabeza los barrios “morenos”, los de los negros, los “pakis”, los caribeños, los turcos o los bengalís: Tottenham, Croydon, Peckham y Brixton), y la chispa salta a Manchester, Birmingham y Liverpool. Cameron tenía quince años en 1981, así que es más que probable que no recuerde o sea incapaz de ver los paralelismos con la revuelta de Brixton, cuando a los negros se les inflaron los mismísimos y estallaron violentamente. Recordemos sus causas: “problemas económicos y sociales donde había un alto desempleo, alta criminalidad y carencia de servicios sociales”. Además, claro está, de que la policía matase a uno de los suyos. ¿Les suena? Entonces era Thatcher, hoy es Europa entera la que nos deja sin oportunidades.

Encontrarán en los medios incompetentes informaciones que, a la vista de encapuchados imberbes, niegan las causas políticas de la revuelta. Muchas fotos de incendios, tiendas vandalizadas, vídeos de chavales que roban a otros chavales, escombros por doquier… Como de costumbre, se esquiva a la verdadera bestia. Como de costumbre, pretenden tomarnos por tontos, y empujar a la opinión pública a coger la escoba y barrer los destrozos, como si eso pudiera acabar con el actual estado de excepción del capitalismo. ¡Basta! No más píldoras tranquilizantes, no más fundas para nuestras jaulas. En lugar de la de Westminster y Chelsea, queremos oír la voz de Brixton, que es la portadora del fuego, la que nos permitirá saber cómo de grave es la enfermedad del sistema en el Reino Unido:

“Los recortes afectan a los centros comunitarios, a los centros en los que los jóvenes pueden aprender algo útil. Los jóvenes de hoy están frustrados, como dice mi amigo. Están hartos”, añade. “Todo el mundo está harto y frustrado”, tercia Luther. “La gente mayor como nosotros ya no esperamos nada. Pero, ¿qué hacen los jóvenes? Si eres joven, vulnerable y no le importas a nadie, no tienes nada que perder”, asegura. “Mi hermano dice que así es el capitalismo. El capitalismo te hace vulnerable, es opresivo”, concluye Leroy.

Compartimos una única sabiduría popular, que dice: “Just because rioters do not have political aims does not mean the causes of the riots do not lie in politics” (“Solo porque los alborotadores no tengan objetivos políticos no significa que las causas de los disturbios no se encuentren en la política”). Éste es el análisis que repetidamente nos niegan nuestros gobiernos: En Inglaterra, en Grecia, en España, en Chile, en todo el mundo, el capitalismo se tambalea. Se encuentra al borde del precipicio, listo para despeñarse. Debemos encontrar YA una salida lo más pacífica posible de un sistema que no hemos elegido y que es por definición violento. De lo contrario, su caída será en modo riot. A la inglesa, con explosiones, saqueos y la ciudad moderna ardiendo por todas partes.

“¡¿Acaso existen terremotos tranquilos o huracanes inofensivos?! La pérfida sociedad humana inculca a sus miembros la idea de que, ante todo, lo más importante es ‘tranquilizarse’.”

Klaus Kinski, “Yo necesito amor”

Carta abierta a la Delegación del Gobierno de Madrid

Estimada Dolores Carrión, Delegada del Gobierno en Madrid,

Me dirijo a usted en esta carta abierta porque me ha resultado imposible contactarles por otro medio. Los sucesos acaecidos estos últimos días, en los cuales figura como implicada su institución, plantean muchas dudas, tanto por lo que respecta a las acciones tomadas como en lo referente a sus responsables finales. Mi intención no es otra que intentar aclarar ambos aspectos, para lo cual solicito su ayuda.

Desde el primer momento, la acción policial en torno a la Puerta del Sol, finalmente extendida por todo Madrid, fue vinculada a una decisión de la Delegación del Gobierno. Me gustaría conocer los términos de dicha decisión y cómo fue adoptada, si por consenso interno o de común acuerdo con alguna otra institución del gobierno central o las administraciones locales. ¿Se firmó algún tipo de acuerdo? ¿Puede ser consultado en algún lugar? ¿Cuáles fueron los términos de actuación que se transmitieron a Interior y la Policía Nacional? Le agradecería que me informara también sobre el ámbito en el cual se legitimaba la presencia policial: ¿Era solo la Puerta del Sol? ¿Cualquier punto de la ciudad de Madrid? ¿O más bien toda la Comunidad?

Durante el proceso de cierre de Sol, que lleva ya cuatro días sin que la ciudadanía haya recibido explicaciones oficiales, se ha podido percibir una evidente falta de dirección, lo cual hace pensar que las acciones han sido replanificadas cada día, conforme avanzaban los acontecimientos, sin una estrategia global. ¿Puede confirmarme si esto ha sucedido así y si la Delegación del Gobierno ha seguido participando en los nuevos acuerdos? ¿Se están tomando decisiones constantemente, en una especie de comité de crisis permanente? ¿Quién conforma dicho comité? ¿Por qué canales se está informando de esas decisiones, que afectan a la vida pública de los madrileños y visitantes? Tengo la sensación, como muchas otras personas de estar viviendo bajo una especie de estado de excepción, no declarado oficialmente y sin fecha de fín prevista, lo cual me inquieta bastante, francamente.

Tampoco acabo de entender el papel de esa supuesta asociación de comerciantes de Sol, de la cual tuve las primeras noticias hace escasas semanas. Me da la impresión de que dicha asociación es absolutamente artifical, ya que todos los comerciantes de Preciados en los que puedo pensar en estos momentos son multinacionales poco dadas a asociarse a nivel de calle (El Corte Inglés, Fnac, Zara, Bershka, Sfera, Pimkie, Footlocker, Camper, Benetton, Mango, etc) y no pequeños comerciantes, como nos quieren hacer creer. Veo bastante más relación con la próxima visita del Papa Benedicto, la verdad, y debería preguntarle sobre ello, pero sé que un estado laico nunca aceptará públicamente el hecho de que está actuando bajo petición de la Iglesia Católica. En cualquier caso desearía que me aclarase si están negociando ustedes con la asociación de comerciantes de Sol, qué peso exacto tienen en sus decisiones y por qué se consideran sus reivindicaciones por encima de otras, como las de las asociaciones de vecinos o las de las propias asambleas del movimiento 15M.

Albergo además ciertas dudas sobre la legalidad del bloqueo de Madrid. Supongo que es consciente de que se están vulnerando ciertos derechos fundamentales de los ciudadanos, el más evidente el de Libre Circulación, pero también el de Reunión y el derecho a la Libertad de Expresión. ¿Se ha valorado el aspecto legal? ¿Quién lo ha hecho? ¿Cuáles han sido las conclusiones de esas hipotéticas consultas legales previas a las acciones? Entendemos que consultar al Tribunal Constitucional no era factible por una cuestión de tiempo de respuesta, pero aún así me gustaría saber quién sería responsable si finalmente se demostrase ilegal este bloqueo, si su institución, otro estamento paralelo u algún peldaño más alto en la jerarquía. Para determinar este aspecto es fundamental que aclaren lo más pronto posible quién estaba informado y de dónde salieron las órdenes del presente recorte de libertades (esperemos que temporal).

Por más vueltas que le doy, sigo viendo que una Delegación del Gobierno es demasiado pequeña para todo este lío, entiendo que deben estar totalmente sobrepasados y a estas alturas me parecería lógico que hubieran traspasado algunas de sus responsabilidades iniciales. No me parecería justo que cargaran con las consecuencias (al menos no con todas), por ejemplo las de la carga policial de ayer, desproporcionada por todas las informaciones y testimonios a los que he tenido acceso. También debería tener consecuencias, a mi entender, el coste del cerco policial, a cargo de los maltrechos presupuestos públicos, o la situación de enfrentamiento que se está alentando, abriendo cada vez más la brecha social entre las administraciones y el pueblo. En tanto no se proporcionen estas informaciones que le solicito (y otras que, seguramente, he descuidado), todas las miradas se fijan en ustedes.

Espero que pueda ayudarme a aclarar la situación, mis dudas son las de muchas otras personas de Madrid o de fuera, incluso del extranjero, preocupadas por las presentes circunstancias, que son un retroceso y un preocupante atentado a las libertades, propio de tiempos más grises. Espero, además, que el final del bloqueo esté próximo y que usted, su vecino, su sobrino con rastas, yo, el 15M, o quien quiera, pueda volver a circular libremente por Madrid.

Sin otro particular me despido de usted.

Atentamente,

Ésta es la verdadera transición

Cada día que pasa queda más claro que existen dos mundos que transcurren en paralelo. Uno es el de los mercados (nuevo récord para la dichosa prima, estamos en Defcon1, quiebra segura), el Papa, el NWO, las instituciones, los partidos, la Delegación del Gobierno y la Policía. Son los privilegiados que, sintiéndose amenazados, se agarran a la teta para seguir chupando de ella. Es el mundo de los que no entienden nada. No quieren, no les interesa. “Quítate tú para ponerme yo”, repiten incesantemente. Fingen cordialidad, debate (¿?), consenso, resolución, como los farsantes que son. No están a la altura y a cada paso que dan nos representan un poquito menos (todavía). Intentando parar lo inevitable, añaden clavo tras clavo a su ataúd. Ayer, sin ir más lejos, fue un día de claw-storming para ellos: “Desalojemos Sol”, “acordonemos la plaza”, “identifiquémoslos a todos”, “cerremos el maldito metro, ¡de ahí sale el enemigo!”. Un esperpento en toda regla, que está viendo no solo toda España sino todo el mundo. Cuántas máscaras cayeron por un simple paseo. Atropello de varios derechos (expresión, libre circulación, etc) y… ¡miedo! Mucho, mucho, mucho, ¡muchísimo miedo!.

Por otra parte tenemos el mundo real. El que reclama como suya una política cotidiana, cercana a las necesidades del pueblo y libre de deudas absurdas que la limiten. Ni debe 960.366.000.000€ a no se sabe muy bien quién, ni necesita rendir pleitesía a la Santa Madre Iglesia, ni tiene por qué hacerse responsable de los juegos infantiles irresponsables que han llevado el diferencial a 410 puntos. Un mundo que, en contraste con el primero, no necesita exhibir ejércitos uniformados propios del pasado. Que no precisa reprimir ni amenazar a nadie, porque tiene la razón y eso es evidente para cualquiera. Le basta con salir a la calle a dar un paseo. Bajo la plaza está el metro. Le basta con escribir lo que piensa en un DIN-A3, o tuitear una pizca de su inmensa inteligencia colectiva en 110 carácteres (+30 para los hashtags).

Son los policy makers contra los everyday makers. El mundo cambia con cada pequeño gesto de los everyday makers, mientras que los policy makers se enrocan en sus antiguos privilegios e intentan enhebrar un zeppelin en una aguja. Hay que estar muy ciego, muy beodo o muy autosatisfecho para no verlo. El chollo se les acaba. Caminamos por el espacio, ésta es la verdadera transición. Lo de ayer demostró que el final está más cerca de lo que pensamos.

Y ya.

La foto la colgó Manuel Cuéllar.

Baile de cifras

Prepárense para ser vapuleados por un auténtico aluvión de dígitos, decimales, tantosporciento y separadores, un empacho de numerología barata. Sin embargo, nuestra intención no es castigarles, al contrario. A nosotros, todas estas cifras nos han resultado útiles en los últimos días, porque hablan de una manera muy directa, desde la parte del cerebro gobernada por las matemáticas a la parte del cerebro gobernada por la crítica, la solidaridad y las ansias de justicia. “Para los amantes de la estadística” que diría el becario; “Toma baile”, respondemos en agosto.

1. “En promedio, en Europa y EE.UU. los bancos disponen sólo de un 3% del capital que deben y son considerados solventes si llegan al 5%. El otro 95% circula incesantemente y se diluye en múltiples acreedores y deudores relacionados por un mercado volátil escasamente regulado”. Manuel Castells en un artículo impecable (y ciertamente sorprendente) para La Vanguardia.

2. Las subvenciones que están acabando con el valle de Laciana (León) ascienden a 150 millones de euros anuales. Por esa cantidad, CMC y Victorino Alonso (¡culpable!) extraen a cielo abierto un carbón que no sirve ni para encender la barbacoa. El proceso está arrasando (literalmente) una zona que está catalogada por la Unesco como Reserva de la Biosfera, que es una calificación medioambiental sinónimo de “lo más sagrado”. Nadie puede robarnos la tierra y el futuro por un puñado de euros, aunque sean muchos (especialmente si son muchos, atraen a los carroñeros). Por eso, y porque la revolución será verde o no será, existe la iniciativa “Toma La Montaña”. Hemos llorado con la honestidad de este vídeo.

3. 57.407.016€ es el precio por el que “se vende” la Bolsa de Barcelona. Solo el edificio, la bolsa en sí se vende por mucho menos.

4. “Hoy se produce comida para 12.000 millones de personas, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), cuando en el planeta habitan 7.000. Comida, hay. Entonces, ¿por qué una de cada siete personas en el mundo pasa hambre?”. Esther Vivas en su propio blog.

5. “Se calcula que, en palabras de Mike Masters, del hedge fund Masters Capital Management, un 75% de la inversión financiera en el sector agrícola es de carácter especulativo. Se compran y venden materias primas con el objetivo de especular y hacer negocio, repercutiendo finalmente en un aumento del precio de la comida en el consumidor final. Los mismos bancos, fondos de alto riesgo, compañías de seguros, que causaron la crisis de las hipotecas subprime, son quienes hoy especulan con la comida, aprovechándose de unos mercados globales profundamente desregularizados y altamente rentables”. Esther Vivas en su propio blog. Otra vez.

6. La Wikipedia lista nada menos que 13 documentales gordos sobre Monsanto. Todos ellos cuentan lindezas sobre la multinacional, como pueden imaginar. Les sugerimos (de nuevo) “El mundo según Monsanto”. Pero ya que estamos en la Wikipedia echemos un vistazo a algunas de las cifras que desde allí nos hablan en plan aséptico sobre la bio-tecnológica más controvertida, dejando entrever su maldad infinita: 90% es la cuota de mercado de transgénicos que posee en EEUU. $186,250 lo que destinó a financiar a Demócratas y Republicanos en las últimas elecciones. $8,831,120 lo que dedicaron a lobbies, solo en 2008. El coste de la endogamia que mantienen desde décadas atrás con la FDA (Food and Drug Administration) y la EPA (Environmental Protection Agency) es incalculable.

7. 400 puntos es el umbral que finalmente ha conseguido superar la prima de riesgo española.  Defcon 1. Sin pértiga ni nada, solo con el empujón (tramposo) de los especuladores. La Bolsa cayó ayer un 3,24%. Otro récord de los mismos atletas.

8. Datos de despilfarro público avistados aquí. Para aliviar la densidad nos quedaremos con un ejemplo al azar, Canal9: “Algo similar, aunque a una escala mucho mayor, ocurre en Canal 9,  la televisión pública valenciana en la que trabajan 1.850 personas (una cifra más elevada que la de Antena 3 y Telecinco juntas) y que ha conseguido amasar desde los años 90 una deuda de 1140 millones de euros y que en la actualidad solo ingresa cinco por trimestre mientras que gasta más de 50. Es decir, mantener ese vehículo publicitario para el partido gobernante en la Comunidad le cuesta a cada familia valenciana 160 euros al año más otros 1.200 que serán necesarios para hacer frente al montante de deuda acumulada“. Un coste inasumible y un despropósito que no atiende más que a un objetivo igualmente dañino: Controlar la información y mantener el poder sobre la opinión pública, como si ésta no fuera libre y se basara únicamente en lo que una TV autonómica mangoneada pueda manifestar. Irresponsables, aprovechados, manipuladores. Basura.

9. 35 años de cárcel pide EEUU para Aaron Swartz, el ciberactivista que intentó hacer realidad nuestro sueño de “bajarnos toda la Internet” al ordenador, pero cambiando Internet por el MIT (Massachusetts Institute of Technology). Entre el 98% de la Base de Datos de publicaciones académicas que consiguió descargar (4,8 millones de artículos) debía haber algún estudio interesante, cuando a la Policía del Monopolio Intelectual se le encendió la luz de alarma. ¿David contra el Goliat de la Fiscalía de EEUU, o “seguimos poniendo piques al mar”?

10. Y con el diez llegó la esperanza: “Cuando el 10% de una población sostiene una creencia inquebrantable, ésta llega siempre a ser adoptada por la mayoría de la sociedad”. El estudio versa sobre redes sociales, mayormente digitales, pero es fácilmente trasladable a la “sociedad real”. Vuelvan a leer la conclusión, hagan una estimación a ojo de cuál debe ser en estos momentos el apoyo con el que cuenta el 15M y váyanse tranquilos de vacaciones. Serán las últimas que “disfruten” bajo el actual sistema.

A %d blogueros les gusta esto: