la pulga y la locomotora

Anónimos y cabreados

Huída-evitación

Sospechamos que se va a desperdiciar mucho byte malinterpretando la reinvención de la acampada de Plaça Catalunya. Muchos lo van a sintetizar en una retirada, o el fin de un brote de primavera, o cualquier otra estupidez por el estilo. Bien, aclararemos que nos parece algo muy diferente y mucho más sano. Por fortuna disfrutamos de un movimiento puro, no burocratizado. Eso nos dota de una gran agilidad. En un DAFO lo pondríamos en la F mayúscula de Fortalezas. Se ha sabido llevar la delantera al poder en todas -absolutamente todas- las acciones que se han dado hasta el momento: Se convulsionaron por sorpresa las municipales, se tomaron cuando nadie lo esperaba las plazas, se recuperó Catalunya en cuestión de horas con un fervor popular inusitado, surgieron como setas imaginativas acciones directas (tunear un anuncio de Hyundai, proyectar documentales sobre edificios bancarios, etc), se autogestionaron comisiones de la máxima utilidad en el momento adecuado (como la jurídica o la de defensa frente a la Chipirons), se reconstruyó una Plaça Catalunya a prueba de lluvia y con casas en los árboles, se hace la vida imposible a Himmler cada día, tenemos bibliotecas y huertos donde antes había solo un escaparate aséptico, difusión echa humo, comunicación echa humo, arte echa humo, contenidos echa humo (x1000)…

El cambio está presente día a día, no solo fuera, sino dentro. Quienes intentan matar al movimiento estabilizándolo solo van a conseguir morirse de aburrimiento ellos. Los analistas se dan autosatisfacción (por no usar un lenguaje más soez) comparando mayo de 2011 con mayo del 68, o divagan sobre el fin de algo que no solo continua, sino que se FORTALECE día a día. Bajen a la calle y entenderán lo que está pasando, demonios, no es tan difícil. El movimiento muta porque lo necesita para llegar a donde debe llegar: ¿acaso se han retirado los recortes? ¿ha finalizado la mala gestión de la crisis? ¿los bancos han devuelto toda el dinero de sus rescates? ¿tenemos una sociedad justa, económica y socialmente? ¿y un medio ambiente verdaderamente sostenible? Mientras la respuesta a estas preguntas sea NO, nuestro grito será será SÍ, (SÍ) la lucha continúa y (SÍ) se trabajará para extenderla, cambiando de formato tantas veces como sea preciso. No nos recortarán los derechos, ni constituirán con nuestra complicidad ayuntamientos y administraciones que no nos representan, ni volverán a legislar injusticias sin nuestro abucheo y nuestras contrapropuestas. Mutaremos cada día si es necesario para conseguirlo.

La huída-evitación implica quedarse parado ante una situación esperando que ocurra algo que lo resuelva. Nosotros estamos en el polo opuesto.

Por fortuna para todos, el futuro no está escrito.

Anuncios

Una respuesta a “Huída-evitación

  1. Pingback:El Parlamento contra el Pueblo « lapulgaylalocomotora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: