la pulga y la locomotora

Anónimos y cabreados

El lobby de las 17 empresas y otras malas digestiones

Hay una cosa que nosotros hacemos y ellos no: Escuchar al enemigo. Este señor, que se trata a sí mismo de “Don”, se codea con Su Majestad y se declara de centro y católico (lo cual quiere decir que es un demócrata-cristiano de la derecha más neo-liberal), tiene un amplio historial delictivo en el mundo de la consultoría política y las business schools, que le certifica como uno de los máximos artífices del marketing y la manipulación políticas que sufrimos y condenamos a diario.

Leyéndole, tomamos conciencia de que esa idea tan americana del lobby existe también en España. Y a pesar de no estar regulada se practica sin vergüenza, cada vez más, intentando imitar el modelo del padre WASP. Tal como sospechábamos, por otra parte. No somos tan ingenuos como para creer que el poder no se estructura estratégicamente en círculos sobre sí mismo para perpetuarse. Siempre hemos argumentado que esto era así, y defendido que de conspiranoicos lo justo. Publicados en forma de entrevista en La Contra de La Vanguardia, estos son algunos datos que prueban la existencia de nuestros archi-enemigos, los lobbys españoles. Lean hasta la aterradora conclusión final (si quieres legislar, los escucharás) sus nombres y apellidos, y memorícenlos para lo que quiera que esté por venir.

“¿Y qué consejo daría a Zapatero?

Zapatero ya sabe en qué se convertirá cuando deje de ser presidente del Gobierno.

 ¿Ah, sí? ¿En qué?

En lo que se convierten todos los ex presidentes: ¡en un lobby!

 ¿Qué es un lobby?

Alguien que informa a los legisladores de qué reacciones adversas puede levantar una cierta ley en algún sector de la sociedad.

 ¿Un grupo de presión?

Legítima presión: es información contrastada de unos intereses. En Washington hay 17.000 agentes de lobby censados. En Europa hay 15.000, 4.000 en Bruselas. En España, unas 500 personas son lobby profesional, actividad que aquí aún no está regulada.

 ¿Tráfico de influencias?

No, no es lo mismo: el tráfico de influencias es soborno, chantaje, corrupción, delito. El lobby, en cambio, sólo informa al político de los perjuicios que a un colectivo le puede causar una cierta ley, para que lo sepa…

 ¿Y Zapatero se convertirá en lobby?

¿Quién negará audiencia a Zapatero, recién salido de la presidencia del Gobierno de España? Su poder de influencia será enorme.

 ¿Lo es todavía el de Felipe González?

En tres años, su empresa Ialcom ha facturado un millón de euros (en informes solamente). Y asesora a Carlos Slim, el magnate más rico del mundo, con sus 53.500 millones de dólares, más fortuna que Bill Gates. Y, además, Felipe González asesora a Gas Natural.

 ¿Y José María Aznar?

Asesora a Neocon News Corporation, un poderoso grupo mediático. Y trabaja en la Universidad de Georgetown. Y para la petrolera Exxon Mobile…

 ¿Y por qué echó un capote a Gadafi?

Para estar posicionado como mediador.

 ¿Qué otros lobbies hay en España?

Quienes puedan construir imágenes públicas: los grupos mediáticos Godó, Prisa, Unidad Editorial, Zeta, Vocento y Joly.

 ¿Alguno más?

Sí, el llamado “lobby de las 17 empresas”, liderado por Fernando Casado, y que son estas: Telefónica, El Corte Inglés, Mango, Barceló, Santander, Repsol, Acciona, La Caixa, BBVA, Inditex, Planeta, Mapfre, ACS, Ferrovial, Havas, Mercadona e Iberdrola.

 ¡Poderío!

Emplean a 1.700.000 personas y producen el 35,2% del PIB español. ¡Si quieres legislar eficazmente, escucharás a este lobby!”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: