la pulga y la locomotora

Anónimos y cabreados

De vasallos y Señores

En nuestra humilde opinión, Joan Barril mete la pata hasta el fondo cuando afirma que Felip Puig debe quedarse. Que Puig solo tuviera “dos posibilidades: que las cosas salieran mal o que las cosas salieran peor” no justifica lo ocurrido. ¿Qué clase de argumento es ése, Barril? ¿Acaso no tienes suficientes años de profesión a cuestas como para encontrar algo mejor? Felip Himmler dio las órdenes que permitieron abusos contra el pueblo y, no contento con eso, miente. Miente como un bellaco a la ciudadanía, intentando justificarse en vano. No siendo fans de Barril, siempre le hemos respetado y escuchado, hasta cuando hacía el payaso en “L’Illa del Tresor” del C33 (especialmente entonces), por parecernos un personaje singular que enriquece nuestra diversidad social y cultural. Por eso nos decepciona que piense de este modo, que desde su tribuna de opinión defienda lo que los hechos han probado como indiscutible. Si lo que pretende es polemizar, que busque otro argumento que hiera a los poderosos, no a los golpeados. Si lo que le ocurre es (como nos parece intuir) que conoce personalmente a Himmler, le parece un buen tipo, o siente cualquier clase de conexión con él, que lo diga claramente antes de proceder a su defensa, siempre más adecuada en una tertulia de bar que en un medio de comunicación que leen miles de personas. En cualquier caso, señor Barril, se le ven a usted los colores. Y no nos gustan sus lealtades.

Buzz Lightyear también defendió a Himmler, pero eso ya lo esperábamos. Es lo que le toca, como Señor Feudal que no tiene otra que apoyar al capitán del ejército del Feudo. Especialmente si el capitán ha hecho lo que el Señor le ha pedido. Porque ¿alguien cree que Buzz no estaba al tanto de la operación? ¿que se enteró de la batalla por Antena3 o Twitter? Ni hablar. Los caballeros armados son propiedad de Buzz, Himmler solo los comanda y revisa sus armaduras antes del combate. Si las espadas están convenientemente afiladas, mira el cielo en busca de nubes y lanza el ataque al amanecer. Ése es su trabajo. En consecuencia, nos parece totalmente legítimo pedir la dimisión no solo de Himmler, sino también la de Buzz Lightyear. Por higiene y salubridad. Llámennos pesados pero les vamos a repetir un par de cosas que ya deberían haber asimilado durante todos estos días: ¿Todavía no han entendido que estamos HARTOS de que no nos escuchen? ¿HARTOS de que nos exploten y opriman? ¿HARTOS de ver sus sonrisas cínicas en televisión? ¿HARTOS de que sus argumentos nos tomen por tontos? ¿HARTOS de las políticas que no respetan al pueblo? Póngannoslo fácil. ¡Lárguense todos a las malditas cruzadas de una vez!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: