la pulga y la locomotora

Anónimos y cabreados

Pacto entre carroñeros

No lo podemos evitar. Vemos esta foto de Trias, con ese plano bajo como de justiciero del Oeste vestido con nudo gordo, y nos viene a la mente una de las mejores canciones de los primeros Carter U.S.M., “Sheriff Fatman”.  La letra de aquella canción rendía cuentas al magnate inmobiliario Nicholas van Hoogstraten, un auténtico rufián que aterrorizó a todo Londres, siendo incluso condenado a pena de prisión por atacar con granadas a un moroso. Era un hombre de principios, van Hoogstraten. Robo, sobornos, un asesinato del que fue declarado no culpable… Todo un pájaro, para que nos entiendan.

Visualizamos a Trias como el nuevo Sheriff Fatman. El apodo le pega: Sheriff Trias. El negocio le pega: Inmobiliarias (un sector top-3 entre las filas de CiU). Hasta el look de su tarjeta de presentación va a juego con el apodo.

The toilets ain't healthy
and he don't give a damn
he just chuckles and smiles
and laughs like a madman,
a born again Rachman
Here comes Sheriff Trias

Tras la tregua estratégica de los últimos días de campaña, finalmente Trias se ha quitado la máscara. El Sheriff tiende la mano a Boo-Boo para dejar la Plaça Catalunya hecha una patena. No saben cómo hacerlo, pero “ya se las apañarán”. Porque para ser sheriff solo hace falta tener una estrella, unas cuantas armas y pisar muy cerca del borde de la ley. Mascar tabaco ayuda, pero en estos tiempos, ya se sabe, es políticamente incorrecto.

Nos gusta esta parte de la noticia: “Representantes de CiU intentarán establecer “contacto” con los acampados, aunque toda negociación será difícil, ya que al tratarse de un movimiento espontáneo “no se sabe -ha dicho- quién manda allí””

Pensarán que el siguiente paso sería hablar uno por uno con todos los presentes (puesto que todo el mundo allí está a título personal), para demostrar de paso que es un tío convincente y que se ha ganado el puesto. Pero nos da a nosotros que lo que en lo que está pensando el Sheriff Trias es en enviar a su banda de pistoleros. Una banda que, desde ayer, cuenta con dos jefes: el tonto que entra y el tonto que sale. Sheriff Fatman y Boo-Boo. En lo sucesivo, dos buenos amigos, residentes en Barcelona.

Anuncios

Una respuesta a “Pacto entre carroñeros

  1. Pingback:Desalojo Exprés, o la fábula del sheriff y la patata caliente « lapulgaylalocomotora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: