la pulga y la locomotora

Anónimos y cabreados

Herramientas para la participación

Somos muchos. No es un alarde, es un hecho objetivo. Y cuando decimos “somos muchos” no hablamos de muchos consumidores zombificados, sino de cabecitas pensantes, con sus neuronas en plena catarsis y deseosas de hacerse oír por nuestras estúpidas bocas, tanto tiempo amordazadas o ignoradas. Bien, eso tiene riesgos: La dispersión y el estar dando siempre vueltas a lo mismo. La pérdida de tiempo y esfuerzo colectivo. El desgaste de la asamblea.

Debemos conseguir avanzar. Y lo hacemos, vean cómo:

Ayer la asamblea de contenidos quedó bloqueada por un proceso participativo en el que se acabaron desviando los objetivos que se nos habían encomendado. El debate, centrado en método, fue razonablemente enriquecedor, pero nos impidió avanzar tanto como nos hubiera gustado a todos en los verdaderos objetivos de la comisión: CONTENIDOS. Esto obligó a agendar asambleas nocturnas y dividir esfuerzos en grupos de problemáticas más manejables.

Pero la rueda de las ideas sigue girando, pasa por encima de las irregularidades del camino. Aquí un mal cineasta instertaría un Flashforward. Turno abierto de la asamblea general, 20:40. Un señor mayor y sabio (¿era Arcadi Oliveres o solo se le parecía?), que empezó hablando de transition towns y que demostró ser un pequeño experto en decrecimiento y permacultura, dejó caer como de pasada que existen metodologías para conseguir consensos de mínimos, mecanismos para obtener el máximo común divisor de todos nosotros: 10 puntos de acuerdo en 10 acciones, una estrategia dinamizadora y orientada a conseguir resultados para grupos asamblearios. No le dio tiempo de decir más, le seguía una participación que a buen seguro marcó a todos los asistentes como la más divertida de la noche: Un tipo con la habilidad de explicar los grandes problemas a gritos y con la simplicidad del lenguaje de los niños (¡a favor e eso!). Kurt Vonnegut reencarnado, con un altavoz en el estómago y en la asamblea de Barcelona.

De vuelta con el método, sabemos que estamos aprendiendo, pero debemos aprovechar el esfuerzo de TODOS. Las herramientas para la participación existen. Hay quien, afortunadamente, sabe mucho más que nosotros y tenemos la suerte de que está en nuestro mismo barco. El señor de la barba ofreció su ayuda, y deberíamos tomarla. Razón: Comisión de contenidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: