la pulga y la locomotora

Anónimos y cabreados

The children of the revolution

Por fin aparecieron los niños. Quienes hemos visto desde el principio que esto es algo transversal, colectivo y abierto, los echábamos de menos. Hacían falta, por lo que representan ellos mismos (el futuro). También es importante que haya niños, porque con ellos vienen las ideas de sus padres, y muchos de esos padres no habían venido hasta ayer. Ya sabemos que -por norma general- un padre siempre antepondrá su hijo a la revolución. Pero ¿y si puede tener ambas cosas? En el fondo, lo que se está haciendo aquí es algo para que su hijo pueda crecer en una sociedad mejor.

Hoy es sábado y la predicción meteorológica es inmejorable, así que ni se lo piensen: Vengan en familia, hoy el parque está en Plaça Catalunya. Es algo que sus hijos no han visto nunca y lo van a pasar 10 veces mejor que en los columpios, y un millón de veces mejor que en el ChiquiPort y el ParcAventura. Además, hay actividades previstas para ellos. Si el mundo cambia, queremos que los niños lo vean.

¡Benvinguda la canalla! (A ritmo de T Rex)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: