la pulga y la locomotora

Anónimos y cabreados

Desde Walden con amor

Hemos querido aportar un granito de arena más a toda esta belleza.

Simplemente nos ha parecido apropiado donar al pueblo un ejemplar de “La desobediencia civil” de Thoreau que teníamos por casa, para lo que pueda servir. Pueden buscarlo en la biblioteca de campaña de la Plaça Catalunya. Allí se quedará hasta que alguien se lo lleve, o se traslade con el resto de libros hermanos que lo acompañan en estos momentos y pase a formar parte del arca del conocimiento de la toma de Plaça Catalunya (¿qué leían estos liantes?, alguien se preguntará algún día). O lo retire la Guardia Urbana, qué sabemos nosotros. De ser así, seguro que lo queman a lo Farenheit 451, los muy cafres, otra cosa no van a saber hacer con él.

Además, no somos los únicos que hemos pensado en Thoreau en relación a todo esto que estamos viviendo. Al menos uno de los carteles de la plaza llevava una de sus muchas frases célebres.

No les daremos la brasa sobre este señor con barba lincolniana, un ser humano especial, tan maltratado como auténtico, con el don de hacer filosofía desde una suerte de proto-anarquismo proto-ecologista vecinal y desobediente. Un espejo en el que mirarnos en estos momentos, vaya. Por fin los tiempos nos dan la razón, tanto a Thoreau como a nosotros. Pasado y presente en un proceso de mejora continua del que nadie conoce el futuro.

Tanto Walden como La desobediencia civil pueden leerse online en busca de inspiración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: