la pulga y la locomotora

Anónimos y cabreados

Las balas de goma y las Brügger & Thomet GL-06 vienen de París

Cartel #PuigGameOver via @milvietnams

Cartel #PuigGameOver via @milvietnams

No hay Doctrina de Shock sin Represión de Shock

14N de 2012, Barcelona. Huelga general. Para algunos, una jornada de protesta, un necesario BASTA YA ante la espiral de barbaridades sociales que estamos viviendo. Para otros, una oportunidad de poner a prueba lo último en aparataje policial y las nuevas estrategias de acción represiva frente a una sociedad que está, finalmente, despertando y plantando cara. La historia es más o menos conocida. El Departament d’Interior separa la manifestación en dos, un par de coches patrulla son abandonados a su suerte en Vía Layetana, alguien (cuya identidad todavía se desconoce) se acerca a ellos y… Pling, crash, fuooooshhhhhhh. A partir de ahí, el Apocalypse según Puig. Furgonetas desbocadas, antidisturbios embrutecidos, como si les hubieran rascado la glándula pineal con una lija durante horas, una bacanal de instintos animaloides a full, toneladas de equipamiento militar fuera de control, en un trance salvaje de ultraviolencia espumajosa, pagado con nuestros propios impuestos. Carreras y persecuciones indiscriminadas, BRIMOs al asalto desde todos los flancos imaginables, manifestantes atrapados en improvisadas ratoneras. Disparos. Más disparos. Más disparos todavía. Ningún número de placa visible. Ni uno solo.

Eso fue lo que vimos y lo repetiremos tantas veces como sea necesario: Miles de ciudadanos inocentes, que nunca quemaron ningún coche, corriendo por su integridad física. Todavía nos tiembla el nervio de la injusticia y la barbarie. Allí pudo haber sucedido una tragedia aún mayor y nos podría haber tocado a cualquiera de nosotros. El 14N se atacó sin criterio a personas indefensas. Es nuestro derecho (y nuestro deber) explicarlo. Todos somos altavoces de esta crisis, que no es solo económica, sino sistémica hasta sus últimas consecuencias, las militares.

Así es, mal que nos pese, la verdad. Tenemos cuerpos policiales a los que se adiestra como si fueran ejércitos, para salvaguardar la podredumbre moral de nuestros tiempos. El resto, lo que nos puedan contar desde las tribunas, es política ficción.

Una mentira repetida mil veces no es verdad, es menosprecio por los ciudadanos

Imaginamos que conocen este vídeo. Duele, sí. No les pedimos que lo abran ahora, pero sí que se guarden un momento para verlo, en caso de que todavía no hayan podido hacerlo. Es lo mínimo. Una persona decente lo está pasando muy mal porque alguien dio la orden de disparar a los manifestantes. Así funcionan las cosas. En un cuerpo policial, perfectamente jerárquico, ALGUIEN da las órdenes. Un mando, el mando del mando, el mando del mando del mando, o el Conseller d’Interior. Orden de cargar, orden de desalojar Plaça Catalunya, orden de dispersar con gases lacrimógenos, orden de disparar balas de goma. Y también ALGUIEN elabora legislaciones que permiten el uso de proyectiles contra la población. Por eso hay sangre en las huelgas generales. Si una cosa ha quedado clara es que las famosas “pelotas de goma” no son pelotas, sino BALAS.

Puig, en su rutinaria impersonation de Goebbels, compareció ayer en el Parlament. Entre otras falsedades, relativas a porras que rebotan en mochilas y golpean fortuítamente a niños en la cara, ofreció un relato alucinado de Guerra-Ficción, un escandaloso cuento de hadas de Serie-Z bélica que solo existe en su imaginación: Los buenos avisaron muchas veces antes de cargar, aunque nadie oyera los avisos. Atacaron siguiendo con rigor todos los protocolos policiales, especialmente el Código de Honor de los Caballeros Templarios. Los antidisturbios tenían el número de placa perfectamente visible y por triplicado, uno de ellos rosa fluorescente. La gente que había por todo el centro de Barcelona era extremadamente violenta, en especial madres de familia y ancianos on fire. Si repites muchas veces manifestación alternativa y pelotas de goma se convierten en grupo terrorista y chiquipark, respectivamente. Las Brügger & Thomet GL-06 vienen de París. Y -esto no lo van a creer, porque no hay por dónde agarrarlo- a Ester Quintana no le disparó ningún mosso, sino sus propios compañeros con nosequé que le lanzaron contra el ojo izquierdo a 720Km/h. De repente, en la sacrosanta institución sanitaria del Parlament, un político mediocre es auto-investido como médico forense, mientras Ester Quintana sigue esperando a que algún inspector de la Brigada Criminal le interrogue acerca de sus agresores, o se interese siquiera por su estado físico-psicológico. Puig podría haber explicado que fue una bala perdida de la Guerra de Korea y hubiera tenido más credibilidad.

Es obsceno.

Da vergüenza hasta escribirlo.

Por eso, nos ha parecido imprescindible lo que piden desde Reraguarda En Moviment, especialmente la parte en la que exigen el encausamiento judicial de Puig.

Vean estos dos vídeos. Para más información, sigan este canal, esta cuenta y esta otra y aquella de más allá.

Sudoer Rise Up!

Las Tecnologías de la Información son un eufemismo. No nos dejemos apabullar por la neolengua. Bajo este nombre tan años 90 se esconde un negocio gigantesco, multinacional, corporativista, evasor de impuestos y tan especulativo como el que más: La Consultoría (también) es Mordor. Desterremos de una vez el romanticismo, las TIC no son cuatro frikis en un garaje ideando las herramientas del futuro. Las TIC de hoy en día son 10 multinacionales con un volumen de facturación brutal y una masa asalariada que, puesta en fila, daría la vuelta a Europa 17 veces.

Se trata del primer gran sector nativo neoliberal. Y eso explica muchas cosas. Por ejemplo, por qué se ha deslocalizado tan rápido. Por qué se juega tan hábilmente con el concepto de carrera profesional. Por qué las consultoras hacen y deshacen a placer, por qué son lobby desde la casilla cero. Y sobretodo, cómo se aísla con tanta facilidad a las personas, en un entorno superpoblado, de miles de profesionales. En el sector de las TIC no ha sido necesario desmovilizar a nadie, porque ni nació movilizado ni ha combatido colectivamente nunca.

Esos varios miles de personas mueven empresas con lamentables prácticas laborales, éticas y profesionales. Empresas que presumen de su “excelencia” y su “valor de la anticipación”, que promulgan a los cuatro vientos y sin vergüenza que “la actitud hace la diferencia” o “la gente importa, los resultados cuentan”. Detrás de toda esta parafernalia hueca se esconden equipos piramidales pésimos e ineficientes, BPOs cochambrosos y muchas horas extra no remuneradas, que están en la mente de todos. Se esconden muchos beneficios en la parte superior de la pirámide, que nunca filtran hacia abajo. Se esconden estrategias de RRHH y mercado basadas en exprimir a las personas, facturarlas al triple de su valor y crear la ilusión de que un sistema sin ningún tipo de QA es innovación pura. Para eso, hacen falta muchos PowerPoints.

El valor añadido de las consultoras jamás es el tecnológico. El trato para sus profesionales es el siguiente: o gestionas o desapareces. La tecnología es, simplemente, un argumento de venta. Ésa es la única cultura de empresa que conocen. Las TIC están en manos de analfabetos digitales y turbocapitalistas cocinados en ESADE. No hay sitio para ingenieros en ellas.

Se habla con frecuencia de “cárnicas” y es un símil perfectamente apropiado. La carne, el producto que se malvende, eres tú, te llames salchichón o pechuga. El ganadero es un Jefe de Equipo o similar. Pero el principal beneficio se lo llevan los distribuidores.

Ejemplificando: Un proyecto llave en mano de 1.000.000 de euros se resuelve con 6 personas: 3 programadores y 3 becarios. Tres meses. Eso arroja un saldo de 22.500 euros en sueldos (1.500 mensuales para los programadores, 1.000 para los becarios). El resto va para cubrir costes estructurales mínimos (licencias, amortización de equipos…) y ¿lo adivinan? Sí, “beneficios de distribución”. “El resto” son (si lo han ido calculando ya estarán con la cara dentro del retrete) nada menos que ¡977.500 euros! Subcontratando se podría llegar a los 980.000.

¿Crisis? ¡JA!

Definitivamente, hay gente sacando una tajada inmensa. Viviendo, en la parte alta de la pirámide, por encima de las posibilidades de sus trabajadores.

La subcontratación y la infracontratación (sean en factorías o, versión 2012, en local) tienen como único propósito un mayor enriquecimiento de los distribuidores, un aumento del capital ficticio, sin ningún valor añadido. Simplemente son horas más baratas, sueldos más precarios, a costa de un empobrecimiento aún mayor del producto final y de las personas que lo desarrollan.

Como suele pasar con estas cosas, la culpa no siempre es de otros. Durante años, el modelo se ha basado en profesionales individualistas, desvinculados de sus compañeros y con una venda en los ojos que encima se pusieron ellos mismos según salían por la puerta de la Universidad. Homo informaticus autoengañados y mirando desde su atalaya privilegiada cómo explotaban otras burbujas, que nunca eran la suya. Sin embargo, durante los últimos dos o tres años, el modelo ha cambiado radicalmente. Las mentiras de las TIC han dejado de ser creíbles para sus empleados, así que la estrategia ha dado un vuelco importante y las TIC se han quitado definitivamente la máscara y debajo estaba el Chupacabras, la precarización, los EREs, el reparto de sopapos y la reiterada inyección de miedo entre los siervos.

Bien. Pues hasta aquí.

Incluso con la masa becarial totalmente asustada, los sudoers y los technical architects de este país han tomado finalmente la iniciativa. Los APs han descubierto lo que significaba la A, y los Ps les han dicho a sus gestores que se metan las horas extra por donde les quepan. Las factorías gritan que su carne está muy viva y que se acerquen si se atreven a sus pezuñas. A los DBAs se les han hinchado los Oracles y están a punto de estallar. Y le han puesto fecha: El #30J.

Quien tiene el password del admin ríe el último.

Root nos asista.

La Condición de la Justicia, 2012

Acostumbrados como estamos a que la Justicia nos de manotazos y se nos sacuda de encima como si fuésemos molestos mosquitos en una noche de calor, no podemos sino quedarnos imbécilmente boquiabiertos ante el archivo de la querella colectiva por el desalojo de Plaça Catalunya. Sabemos que lo más laureado del estamento judicial es, en el mejor de los casos, bastante reaccionario. Que tratamos con sensibilidades, carreras, culturas y familias asimiladas del franquismo o crecidas entre la crema de la burguesía CiUtalana. Que la judicatura adolece de un sesgo marcado -muy marcado- en favor de quienes ostentan el poder, que cuando se administra justicia es principalmente por y para ellos. Que en el reparto de credibilidades que todo juez realiza al entrar en la sala, nunca le toca la misma a un parado que a un banquero, a un carterista que a un infante real. No falta un día en que la Justicia evidencie sus múltiples carencias y defectos. Casos como el del 4F o el de Lucian Padurau nos producen virulentos espasmos estomacales. Sin embargo, lo que el archivo de la querella colectiva pone sobre la mesa en estos momentos es algo muy grave, hecho de la misma materia que la más reprochable impunidad ante ciertos crímenes de estado. Hemos dado un salto realmente peligroso: La Justicia contra el Individuo se ha convertido en La Justicia contra el Pueblo.

El 27 de mayo todos vimos lo que vimos. No hay persona humana que pueda negar los hechos, los vídeos y las fotos. Y sin embargo, sí existe en este país un juez que, en ejercicio teóricamente libre de su profesión, decidió el pasado jueves: a) que todos los cargos policiales imputados son inocentes y b) que no quiere oír hablar a quien pueda opinar lo contrario. Que no quiere NI oír hablar al Pueblo. Que el testimonio popular es absolutamente irrelevante. Y equivocado. En lenguaje coloquial, a eso se le llama mirar por encima del hombro, mascullar una mentira entre dientes y girar la espalda con desprecio. Y cuando esa señora tan altiva y maleducada se llama Justica, entonces tenemos un problema.

Que la relación entre las mal llamadas administraciones de Interior y Justicia sea más estrecha de lo que debiera NO puede servir más de excusa. La Administración de Justica debe saber que hay una Justica por encima de la suya. Cuando lo que dictas es lo contrario a lo que cualquier niño podría entender como justo (hablamos de Justicia Universal, ésa que se deriva del “La Ley es igual para todos” que nos enseñaron), tu juicio queda instantáneamente desacreditado. O bien las leyes que te ha tocado aplicar son muy malas o bien tu interpretación de los derechos fundamentales de las personas es terrible. No solo te estás equivocando, sino que estás agrediendo al ideal que representas, desacreditando a la profesión que ejerces y traicionando al pueblo al que deberías ayudar.

Sin ley a la que agarrarse, al Pueblo solo le quedará la desesperación. La Señora de los ojos vendados nos daba cierta esperanza. Nos autoengañábamos pensando que tratábamos con una idea y no con personas sometidas, indiferentes para con los Don Nadie, parciales con los Grandes Nombres, los Consellers y los Directores Generales de Loquesea. Personas no-neutrales que legitiman los moratones, las laceraciones y la violencia institucional, que juzgan viendo algo radicalmente opuesto a lo que todo el mundo vio una buena mañana de hace ya 8 meses. Su venda en los ojos es ésa. Ciegos voluntarios, ponen su rúbrica a la impunidad, cuando deberían ser precisamente ellos quienes detuviesen su avance. Una toga no da la razón a nadie, y menos a quien encubre las mentiras oficiales y elude la búsqueda de la verdad.

Por mucho que nos den la espalda, que nos intenten confundir y desanimar hasta que ya no sepamos qué esperar, la Justicia, la verdadera Justicia, es algo que el ser humano entiende de manera natural y anhela socialmente. Cuanto más nos la quitan, mayor es nuestra ansia. El Pueblo tiene una expresión para esto: Sed de Justicia. Cualquier otra cosa, es ponerle piques al mar.

Link: Per una investigació rigorosa dels fets del 27-M. No a la impunitat policial

Link: No hem ni declarat i ja ens han arxivat!!! [concentración el #7M a las 19:30h en Plaça Catalunya]

Link: #SOS27M Police impunity call into question Spanish democracy and justice. Call out to the International Community

360º alrededor de la protesta de los estudiantes en Barcelona

Somos afortunados. Estamos viviendo el fin simultáneo de muchas farsas a nuestro alrededor. Cae la mentira del sistema económico, la de la ruleta económica, la de la transición y la democracia, la de la recompensa corporativa al esfuerzo individual, la de la responsabilidad de las clases altas, la de los representates “públicos”, la del esto no puede pasarme a mí, la del nada se puede hacer… ¡Y la de la información! Si estará corrupto el sistema periodístico que se está colapsando cuando debería suceder lo contrario, en el actual bullidero de noticias y puntos de vista nuevos que analizar y explicar. Si los medios no estuvieran vinculados como lo están a los poderes económicos se lo mirarían todo desde una perspectiva llena de curiosidad y espíritu crítico: la perspectiva del que desea verdaderamente informar de lo que está sucediendo. Quien logre descifrar antes los cambios se hará con el grial del nuevo-nuevo periodismo.

Cada nuevo acontecimiento que tiene lugar en la calle y no en los despachos o en recepciones privadas deja en evidencia a ese periodismo cansino y decimonónico que funciona en base al monopolio del observador privilegiado y todavía acapara es espacio mediático tradicional: vanguardias, países, razones, abeceses, mundos, teuveés, tevetreses, catradios, etc. Los medios, en tanto que “invitados a las recepciones”, se encuentran tan estructurados para amplificar los puntos de vista del establishment que son incapaces de ver lo que sucede delante de sus propios ojos. Enfocar la vista en un punto B, cuando el 95% de tu tiempo miras exclusivamente el punto A supone un esfuerzo importante. Puede incluso doler. Y más si te estiran del cuello con una cadena en dirección al punto A, aunque ése es otro tema, que trataremos otro día.

El caso es que cuando la noticia está en la calle, los medios tradicionales no ofrecen -por decirlo suavemente- la mejor información. Sabe lo que pasa en la calle quien lo explica en primera persona, no un mercenario que llega tarde, mal y con presión. Y, si lo que ocurre en la calle es verdaderamente noticia, el observador de a pie lo cuenta, vaya si lo cuenta. La información, lo que se entiende por información y no un refrito institucional manipulado, existe. Es libre y abunda cada vez más. El pueblo ya no tiene por qué tragar ruedas de prensa disfrazadas de rúbricas de los hechos con sellos de periodismo serio y, de hecho, cada vez lo hace menos y con mayor desconfianza. En su lugar, acude con interés a sus semejantes en busca de realidad. La información de la gente corriente es más veraz, más cercana, más ágil y no está controlada por un director de redacción. Es lo que aparenta ser. Ni más ni menos.

Sirva como ejemplo lo ocurrido ayer 29 de febrero en Barcelona. Elementos para recomponer el tratamiento informativo de la #vaga29F. ¡Hurra por el periodismo abierto!

1. Con ligeras variaciones (algunas de risa, categoría ases del humor), esto fue lo que observaron los medios mainstream:

via @antoniitalo

2. Una cámara cerca de la Universitat de Barcelona captó los atropellos, porrazos indiscriminados y disparos de la autoridad.

3. Mossos que empujan contenedores que acaban quemados. Zona Diputació. Vídeo de estudiantes catalanes.

4. Videodocumento obtenido por un manifestante en Plaça Espanya, que recoge cómo a escasos metros un estudiante que enseña el DNI a la policía es zarandeado y finalmente detenido.

5. Videodocumento de detenciones perpetradas por secretas, haciendo “desaparecer” al detenido en la puerta de un garage y ocultando la escena. Vista por, pongamos, un testigo ocasional en un primer piso.

6. El relato urgente y en primera persona de una estudiante (ni activista ni descontrolada, solo estudiante) presente en las protestas de la mañana. Vía @soniasi02

7. La visión, cámara en mano, de un turista anonadado.

8. El vídeo de turno del congresista voyeur.

9. El documental fotográfico del fotoperiodista Jesús G. Pastor.

10. Fotogalerías mainstream. Los medios en un formato algo menos manipulada de sí mismos.

Bonus track: Vídeo de The Guardian sobre open journalism, construído sobre el cuento de los Tres Cerditos. Lo simple es simple de explicar. Fresquito de hoy mismo. La coda perfecta para este post:

10 razones por las que el MWC no es bueno para Barcelona

Ayer, los medios mainstream se congratulaban por la victoria de sus anunciantes contra el malvado personal de transportes, en la batalla que ha precedido al Mobile World Congress 2012 de Ciudad Escaparate. La Vanguardia ejercía -conforme a sus objetivos- como un altavoz magnificador de tres actores y una única dirección: CiU, la ciudad-marca y la gran burguesía hotelera. Las rotativas a pleno rendimiento. No les cabían más buffy-noticias en su caja de resonancia panfletaria, disfrazada de diario y repleta de autobombo neocon(vergente). Intentan por todos los medios echar a rodar la gran bola de nieve del gran bisnes, y hacernos creer que su negocio es nuestro negocio. Ese gran pastizal que han visto en vuelo bajo y que no quieren que se les escape. Lo que anhelan es lo de siempre: una buena tajada, con cobertura de azúcar glas, nata y virutas de chocolate. Así les explicaron la receta en ESADE. Manejan la neolengua con una vehemencia pasmosa: Red LTE, html5, mHealth, BMax, appsPalabros que, como pueden imaginar, les han sugerido quienes pagan sus anuncios. En el circo cabe cualquier cosa que tenga una pantalla colorida, hasta un móvil submarino con Internet. No se rían, que esto es serio. ¡Y nos va a sacar de la crisis! Barcelona está de enhorabuena. Habemus nueva marca, Barcelona Go Mobile, de la mano de Google, el gigante “bueno”. ¡Un Godzilla puntocom, vive Jobs! Y qué bien suena eso de Barselounagoumobail. Es como darle a un tonto un iPad.

Sin embargo, pese a lo que repiten y repiten y repiten y repiten -mientras el equipo B les prepara el discurso para el Eurovegas-, el MWC no es bueno para Barcelona. Si se lo callan ellos (que lo harán) ya lo diremos nosotros. Y, créannos, hemos leído esto con muchísima atención. “En periodismo, la verdad no puede ser el promedio entre las diferentes versiones. Los periodistas hemos sido negligentes en la defensa de la verdad factual”. Por eso, hablamos:

1. Es falso que algo que beneficia a una élite (que ni siquiera vive en la ciudad) beneficie realmente a Barcelona. Hoteleros y multinacionales no son La Ciudad. Es una identificación incorrecta. La falacia más manida durante el warm-up del congreso. El “progreso”. El todo por la parte.

2. El empleo temporal y precario jamás ha creado bienestar a una ciudad. Nunca. Tampoco riqueza. Ni actividad económica. No es un modelo efectivo para reducir el paro. Solo Mala Vida.

3. Mientras se trabaja ciegamente por el ideal del MWC se deja de trabajar en muchas otras cosas más necesarias. ¿Qué pensarían de un arquitecto al que le encargasen un edificio y les montase una fiesta en el Chiquipark de la esquina? ¿Que es un incompetente o que les está estafando? ¿Ambas cosas?

4. A falta de juegos olímpicos, referéndum del Estatut o consulta para la Diagonal que llevarse a la boca, Mas tiene su MWC. Por eso, lo verán siempre en la foto. Todo líder necesita una banderita ciudadana que agitar con sonrisita boba. Así lo enseñan los asesores políticos.

5. ¿Se acuerdan de los recortes? ¿A que se les han olvidado un poco? Claro. Ésa es la idea.

6. La ciudad que se convierte en marca evoluciona con ella. Nace, crece, se reproduce y muere con la marca. RIP Barcelona 2018. Samsung ya no da soporte a su modelo.

7. ¿Qué clase de ciudad antepone su ego al medio ambiente, las guerras y la explotación en grado mil? ¿Qué clase de personas, dirigentes y supuestos profesionales eluden su deber de informar de las contraindicaciones sangrientas de su negocio? Entre semejante discurso técnico, luces multicolores y cartelería en inglés ejecutivo no hay sitio para estas 6 letras: C-O-L-T-A-N. Coltán. Ni para una sostenibilidad más allá del buenrollismo de postal y los contenedores de colores. Responsabilidad cero. ¿Cómo de sostenible dicen que es la Barcelounagoumobail? ¡Ja!

8. El MWC tiene un coste. Organizativo y “de esos otros”. Favores en los que quedan unos señores que se reúnen en foros secretos, al margen de la legislación fiscal que se aplica a los demás. Llámenlo “negociar beneficios fiscales para grandes empresas“. Dinero que sale de lo público para hacer la vida más feliz a lo privado. Les suena, ¿verdad?

9. El MWC sirve para criminalizar a colectivos que no participan del sueño convergente. Violentos trabajadores de la ciudad que no piden sino que se cumpla su convenio, les paguen los atrasos y no los sigan echando a la calle. Usuarios de los servicios públicos que tienen la osadía de decir en voz alta que no les parece correcto que les cobren un 10% más (5 veces la inflación, infinitas veces su subida de sueldo) por los mismos 10 viajes de hace un mes, que les indigna que exista un directivo por cada 5 autobuses, que 90 responsables políticos de AMB se hayan embolsado 800.779 euros en dietas, que la cúpula de CON haya hecho lo propio con 300.000 euros para asistir a reuniones, que Xavier Trias redondee su sueldo de alcalde (110.000 euros) con 36.000 más en dietas (1.269 € por reunión). Ay, los usuarios. Cómo se quejan, los malditos. ¡Perturbadores de la paz social! De la peor calaña.

10. Y al final, los ciudadanos de la ciudad a la que se supone que el circo beneficiaba perdieron sus derechos fundamentales. Suena surrealista, ¿verdad? Es como lo de ir a por lana y salir escaldado. Pues, si les dejamos, será cierto. Lo llaman democracia…

Más #27F1M, #MWC12 y #SetmanaDeLluita :

http://info.nodo50.org/Guia-activista-para-no-perderse-en.html

http://atutmbetretallen.wordpress.com/

El cerdo de Palermo

Que sí, que al capitalismo lo hemos pintado de mil y una maneras diferentes (alguna vez también de cerdo, ya que estamos, incluso fumando Montecristos), pero nunca, nunca, nunca, habíamos pensado en él como este Cerdo de Palermo sobre el que Werner Herzog imaginó haber oído hablar: Todo sebo y miembros atrofiados, moldeado por los límites físicos de su propia voracidad, ciego e incapaz de hacer otra cosa que no sea engullir mierda por su hiperdesarrollado morro. He aquí un fragmento de “La conquista de lo inútil”, el recomendable diario de Herzog sobre la gestación y parto de la inspiracional “Fitzcarraldo”. La entrada es del  14 de octubre del 79.

“Me viene a la mente la imagen, la gran metáfora del cerdo de Palermo, que según oí, había caído en una fosa de desagüe del mercado: allí vivió dos años, siguió creciendo y sobrevivía con los desperdicios que tiraban a la fosa, y cuandolo sacaron, porque finalmente había bloqueado el desagüe, era casi blanco, estaba muy gordo, y había tomado la forma de la fosa. Se había transformado en una especie de gusano blancuzco e inmenso; rectangular, flácido, un pedazo enorme de grasa que no podía mover más que la boca para comer, porque las patas se le habían atrofiado y retraído en la gordura del cuerpo.”

No hemos podido evitar que esta imagen haya producido un chispazo repentino en nuestro cerebro, al entrar en contacto con la situación económica actual. Herzog quizás se horrorizaría si se enterase de que andan relacionando por ahí a su Cerdo de Palermo con política. Pero no se trata de política, sino de este darwinismo económico-social suicida que nos vemos obligados a contemplar contra nuestra propia voluntad. Tras las caídas, recaídas, requete-recaídas, recesiones, requete-recesiones y batacazos de órdago que vemos a diario en las bolsas, el liberalismo, que todo lo ocupa y no puede expandirse más, se empeña en seguir con su voraz bacanal de inmundicia, mientras se muestra incapaz de salir de la fosa. Tan inútil es, que ni siquiera sabe explotar por sí mismo.

La caída Global de las falacias Globales

Sea o no por los gritos que elevamos cada día o por las constantes alertas macroeconómicas, lo cierto es que el mundo empieza a reaccionar y se agacha a recoger el guante del suelo. Y no es para menos. Estamos en DEFCON 1. Al borde del cataclismo. Hace meses. O quizá años, sin siquiera darnos cuenta. Hasta hace relativamente poco, se desoía a quienes pronosticaban el fin del capitalismo, tachándolos de marxistas o conspiranóicos (o ambas cosas, que al fascio le encanta mezclar a sus enemigos). Ahora, entre sopapo deudocrático y batacazo bursátil (y nuevo sopapo deudocrático y nuevo batacazo bursátil), se oye un sonoro GLUPS neoliberal, que evidencia que ni tienen el control que creían tener, ni poseen la receta del eterno crecimiento que siempre supimos que no existía.

Así que hasta en los niveles más ajenos al martirizado pueblo llano, como puedan ser los de los intelectuales de la economía o la propia ONU, se empiezan a cuestionar las bases de la sociedad neoliberal. Vamos a dejar el caso de España aparte. Es decepcionante ver cómo se ofrece a sí misma, servilmente y sin ningún tipo de soberanía, temblando como una hoja y blanda como el yogur de fresa. El último sacrificio a la avaricia capitalista, en lugar ese golpe en la mesa que el mundo entero necesita.

Cuando hablamos de este “cuestionamiento” global no hablamos de grandes revoluciones. No en estos momentos. Simplemente se trata de lo que podríamos denominar “las voces críticas del capitalismo”. No contra el capitalismo, sino del capitalismo. El reconocimiento de que sí, en efecto, determinadas premisas eran falacias sostenidas artificialmente. Compartiremos el fondo de esas críticas o no, pero lo cierto es que están ahí, en un proceso de reflexión interna. No muestran la salida (¿y quién sabe dónde está?), pero sí la puerta abierta de par en par. La Bestia agoniza, ya nadie lo duda. Solo queda decidir si se le asesta un estocazo limpio o se la va apagando poco a poco entre chutes de morfina.

Le Monde recoge reflexiones sobre el sistema y sus bases. El crédito está muriendo, es una ficción. La sociedad basada en la promesa de devolución de las deudas está exhausta. El modelo no puede perpetuarse, entre otras cosas porque la realidad ecológica no lo permite. Y lo más interesante, la solución no está en las habilidades técnicas que se están utilizando. Que no, diablos. Escuchemos ya esto, políticos, dirigentes, veinte-enes y también nosotros: ¡Vamos a tener que cambiar nuestra forma de pensar y nuestra forma de vida! Gabilondo lo explica a su manera socialdemócrata.

Por otra parte, tenemos a la ONU. Según ésta, los matasanos que nos gobiernan se han equivocado de medicamento. Las recetas que nos están administrando no son las de la salida de la crisis, sino las del desastre total. Nos van a causar vómitos, diarreas y unos retortijones inmundos que van a hacer que nos retorzamos de dolor en el suelo. Y encima, vamos a morir de recesión. La austeridad que nos imponen no crea empleo ni prosperidad, sino todo lo contrario. Esto es lo que dice la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), que como Le Monde, no hace otra cosa que recoger lo que el pueblo ya sabe. Si Le Monde se hace eco de la idea de que un mundo finito no soporta el eterno crecimiento/endeudamiento, la ONU hace lo propio con la de que no es posible complacer a los mercados.

Bajo estos dos análisis no se esconden soluciones mágicas, pero sí se nos ofrecen como una demostración evidente de que cualquier reflexión construída sobre la premisa del folio en blanco llegará a conclusiones similares a las nuestras: la sociedad como la conocemos toca a su fin y las salidas que ofrecen los culpables de la crisis no nos van a sacar de ésta. Así que más nos vale mirar hacia adelante. Toca cambiar de vida. Nada más y nada menos.

El Estado Cucaracha

¿Rescate de los especuladores? ¡Se admite a trámite!

Siempre nos habían dicho que la Constitución no se toca, pero también en eso nos engañaban. Este agosto hemos visto que no es tan sagrada como se nos presentaba. Se le puede hacer, por ejemplo esto. A lo macho y por la vía exprés.

No les aburriremos, sabemos que los trámites sin contenido (como el vivido esta mañana) duermen hasta a las piedras. Vayamos al fondo: La Constitución Española de 1978 se ultraliberaliza. Le ha llegado su hora, no debería extrañarnos. Todo el estado está en venta para pagar la deuda y satisfacer a los especuladores, así que la Carta Magna debe reflejarlo sin tapujos. El pago de la deuda “gozará de prioridad absoluta” y ésta “no podrá superar el valor de referencia establecido en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea”. Para calmar a los mercados (¿todavía no han asimilado que eso es imposible?), el estado se hace un harakiri de mal gusto, que nos obliga a presenciar en directo sin voz ni voto. A partir de la semana que viene podremos decir que, como los partidos, sindicatos y banca, esta Constitución tampoco nos representa. Que la brecha entre sociedad y gobernantes se agranda todavía más y es ya de dimensiones constitucionales. Unos quieren una ley para el pueblo, los otros un balance de cuentas para los mercados. España se asemeja cada vez más a esas cucarachas que se dan la vuelta, quedan boca arriba y luego no son capaces de volver a poner las patas en el suelo.

Por un lado, el estado se ata voluntariamente de pies y manos, renunciando -con la satisfacción idiota que mostraban hoy PP y PSOE- a su soberanía. En este país, y por extensión sus autonomías y municipios, nunca habrá dinero para Sanidad y Educación mientras haya Deuda. Por el otro, hace oídos sordos a la ciudadanía, como si por esforzarse tozudamente en mirar hacia otro lado ésta hubiera desparecido de repente. Deben pensar que se puede redactar un nuevo artículo en la Constitución antes del 20N que diga que “La sociedad nunca cambiará. Su disgusto u opiniones se quedarán permanentemente en casa, en España siempre será 14M. Cuanto de calado deba decidirse se hará por decreto, de espaldas a la ciudadanía, y sin su opinión ni su consentimiento”.

La clase política echa mierda sobre la mierda, con la esperanza de que veamos solo la capa más superficial. Piensa que si nos centramos en el #reformazo olvidaremos los recortes y los procesos de privatización en curso. Pero se equivocan, sabemos lo que hay debajo. Cobijado bajo toda esa inmundicia se encuentran el capitalismo, la UE, el FMI y todos sus instrumentos de presión locales, con los políticos títeres a la cabeza. Es por ello que nuestra meta no es congelar la Constitución sino construir una nueva y mejor Carta Magna, una declaración de principios efectiva y real sobre la base de la justicia y la igualdad.

No queremos más paripés como el de hoy (un 94% de diputados esgrimiendo un falso consenso, inexistente entre los 47 millones de españoles), ni necesitamos guardianes de los intereses económicos ajenos. Devolvemos por defectuosa esta Constitución de la Economía Especulativa. Vuestra es, nuestra no. El “cierre de filas” nos repugna.

Cuando decimos NO al #reformazo decimos mucho más que eso. Decimos NO a un modelo de país inmoral. NO al monopartidismo bipartidista idei-cida. NO a un servilismo y a un estilo de hacer negocios en los despachos y los parquets que tome como rehén a toda la sociedad, especialmente a los más débiles. Decimos SÍ a una reforma justa de la Constitución: SÍ al derecho positivo a la vivienda, a la Sanidad, a la Educación. SÍ a la Libertad de Expresión y a la Libre Circulación. SÍ a que los ricos paguen lo que les corresponde. SÍ a la verdadera democracia, gobierno del pueblo y para el pueblo.

Las cucarachas patas arriba acaban secas por el sol y sus entrañas comidas por otros insectos. O eso, o mueren chafadas de un pisotón. Ha sido un verano caliente, pero el otoño y el invierno lo van a ser aún más.

Una noche tranquila

“En los manicomios lo primero y más importante que se hace cada día es darles a los internos la píldora tranquilizante. ¡Hay que taparle la boca al alma! Los tranquilizantes están más que probados, y son tan seguros como las píldoras anticonceptivas. Por las noches, la gente tapa con una funda a los pájaros enjaulados ¡para que pasen una ‘noche tranquila’!”

Klaus Kinski, “Yo necesito amor”

Tras tres días de hogueras, akelarres y pillajes varios, llegó David Cameron para poner fin a la revuelta a base de represión. Un despliegue policial sin precedentes: 16.000 “efectivos”, con el gas lacrimógeno y los cañones de agua preparados. La ocasión lo requería, el mundo estaba mirando. Es de suma importancia para el estado inglés apagar el fuego de Londres, correr una espesa cortina uniformada sobre el asunto. Poner la funda a la jaula, vendar los ojos al planeta. Evitar la autocrítica. Porque este estallido será vandalismo chandalero, si lo desean, se podrá acusar a a los jóvenes de saquear tiendas de gadgets en lugar de bancos u oficinas de empleo -a su rabia no se le ocurre nada mejor-, pero ¿es posible culparles de responder con fuego al fuego? ¿quién puede sentenciarles por responder con violencia a una desesperación a la que no ven salida alguna? Desde la distancia, en los London Riots se ven las mismas raíces que en la revuelta de la Banlieue francesa de 2005. Con la diferencia de que AHORA la situación es mucho peor que hace seis años. Ahora existe una recesión salvaje, un quiste descomunal que crece día a día. Ahora los pobres son más pobres. Ahora se recorta sin clemencia a los desfavorecidos. Ahora los jóvenes tienen menos futuro que entonces, cuando ya no lo tenían. Ahora el capitalismo se desmorona mientras, atónitos, vemos quemarse Londres.

The Clash nos enseñaron en el 77 lo que son los riots en el Reino Unido. Los negros tienen un montón de problemas, decían, pero no les importa tirar un ladrillo, los blancos van al colegio donde te enseñan a estar atontado. Y así hasta que Londres explota en diversos puntos (a la cabeza los barrios “morenos”, los de los negros, los “pakis”, los caribeños, los turcos o los bengalís: Tottenham, Croydon, Peckham y Brixton), y la chispa salta a Manchester, Birmingham y Liverpool. Cameron tenía quince años en 1981, así que es más que probable que no recuerde o sea incapaz de ver los paralelismos con la revuelta de Brixton, cuando a los negros se les inflaron los mismísimos y estallaron violentamente. Recordemos sus causas: “problemas económicos y sociales donde había un alto desempleo, alta criminalidad y carencia de servicios sociales”. Además, claro está, de que la policía matase a uno de los suyos. ¿Les suena? Entonces era Thatcher, hoy es Europa entera la que nos deja sin oportunidades.

Encontrarán en los medios incompetentes informaciones que, a la vista de encapuchados imberbes, niegan las causas políticas de la revuelta. Muchas fotos de incendios, tiendas vandalizadas, vídeos de chavales que roban a otros chavales, escombros por doquier… Como de costumbre, se esquiva a la verdadera bestia. Como de costumbre, pretenden tomarnos por tontos, y empujar a la opinión pública a coger la escoba y barrer los destrozos, como si eso pudiera acabar con el actual estado de excepción del capitalismo. ¡Basta! No más píldoras tranquilizantes, no más fundas para nuestras jaulas. En lugar de la de Westminster y Chelsea, queremos oír la voz de Brixton, que es la portadora del fuego, la que nos permitirá saber cómo de grave es la enfermedad del sistema en el Reino Unido:

“Los recortes afectan a los centros comunitarios, a los centros en los que los jóvenes pueden aprender algo útil. Los jóvenes de hoy están frustrados, como dice mi amigo. Están hartos”, añade. “Todo el mundo está harto y frustrado”, tercia Luther. “La gente mayor como nosotros ya no esperamos nada. Pero, ¿qué hacen los jóvenes? Si eres joven, vulnerable y no le importas a nadie, no tienes nada que perder”, asegura. “Mi hermano dice que así es el capitalismo. El capitalismo te hace vulnerable, es opresivo”, concluye Leroy.

Compartimos una única sabiduría popular, que dice: “Just because rioters do not have political aims does not mean the causes of the riots do not lie in politics” (“Solo porque los alborotadores no tengan objetivos políticos no significa que las causas de los disturbios no se encuentren en la política”). Éste es el análisis que repetidamente nos niegan nuestros gobiernos: En Inglaterra, en Grecia, en España, en Chile, en todo el mundo, el capitalismo se tambalea. Se encuentra al borde del precipicio, listo para despeñarse. Debemos encontrar YA una salida lo más pacífica posible de un sistema que no hemos elegido y que es por definición violento. De lo contrario, su caída será en modo riot. A la inglesa, con explosiones, saqueos y la ciudad moderna ardiendo por todas partes.

“¡¿Acaso existen terremotos tranquilos o huracanes inofensivos?! La pérfida sociedad humana inculca a sus miembros la idea de que, ante todo, lo más importante es ‘tranquilizarse’.”

Klaus Kinski, “Yo necesito amor”

Carta abierta a la Delegación del Gobierno de Madrid

Estimada Dolores Carrión, Delegada del Gobierno en Madrid,

Me dirijo a usted en esta carta abierta porque me ha resultado imposible contactarles por otro medio. Los sucesos acaecidos estos últimos días, en los cuales figura como implicada su institución, plantean muchas dudas, tanto por lo que respecta a las acciones tomadas como en lo referente a sus responsables finales. Mi intención no es otra que intentar aclarar ambos aspectos, para lo cual solicito su ayuda.

Desde el primer momento, la acción policial en torno a la Puerta del Sol, finalmente extendida por todo Madrid, fue vinculada a una decisión de la Delegación del Gobierno. Me gustaría conocer los términos de dicha decisión y cómo fue adoptada, si por consenso interno o de común acuerdo con alguna otra institución del gobierno central o las administraciones locales. ¿Se firmó algún tipo de acuerdo? ¿Puede ser consultado en algún lugar? ¿Cuáles fueron los términos de actuación que se transmitieron a Interior y la Policía Nacional? Le agradecería que me informara también sobre el ámbito en el cual se legitimaba la presencia policial: ¿Era solo la Puerta del Sol? ¿Cualquier punto de la ciudad de Madrid? ¿O más bien toda la Comunidad?

Durante el proceso de cierre de Sol, que lleva ya cuatro días sin que la ciudadanía haya recibido explicaciones oficiales, se ha podido percibir una evidente falta de dirección, lo cual hace pensar que las acciones han sido replanificadas cada día, conforme avanzaban los acontecimientos, sin una estrategia global. ¿Puede confirmarme si esto ha sucedido así y si la Delegación del Gobierno ha seguido participando en los nuevos acuerdos? ¿Se están tomando decisiones constantemente, en una especie de comité de crisis permanente? ¿Quién conforma dicho comité? ¿Por qué canales se está informando de esas decisiones, que afectan a la vida pública de los madrileños y visitantes? Tengo la sensación, como muchas otras personas de estar viviendo bajo una especie de estado de excepción, no declarado oficialmente y sin fecha de fín prevista, lo cual me inquieta bastante, francamente.

Tampoco acabo de entender el papel de esa supuesta asociación de comerciantes de Sol, de la cual tuve las primeras noticias hace escasas semanas. Me da la impresión de que dicha asociación es absolutamente artifical, ya que todos los comerciantes de Preciados en los que puedo pensar en estos momentos son multinacionales poco dadas a asociarse a nivel de calle (El Corte Inglés, Fnac, Zara, Bershka, Sfera, Pimkie, Footlocker, Camper, Benetton, Mango, etc) y no pequeños comerciantes, como nos quieren hacer creer. Veo bastante más relación con la próxima visita del Papa Benedicto, la verdad, y debería preguntarle sobre ello, pero sé que un estado laico nunca aceptará públicamente el hecho de que está actuando bajo petición de la Iglesia Católica. En cualquier caso desearía que me aclarase si están negociando ustedes con la asociación de comerciantes de Sol, qué peso exacto tienen en sus decisiones y por qué se consideran sus reivindicaciones por encima de otras, como las de las asociaciones de vecinos o las de las propias asambleas del movimiento 15M.

Albergo además ciertas dudas sobre la legalidad del bloqueo de Madrid. Supongo que es consciente de que se están vulnerando ciertos derechos fundamentales de los ciudadanos, el más evidente el de Libre Circulación, pero también el de Reunión y el derecho a la Libertad de Expresión. ¿Se ha valorado el aspecto legal? ¿Quién lo ha hecho? ¿Cuáles han sido las conclusiones de esas hipotéticas consultas legales previas a las acciones? Entendemos que consultar al Tribunal Constitucional no era factible por una cuestión de tiempo de respuesta, pero aún así me gustaría saber quién sería responsable si finalmente se demostrase ilegal este bloqueo, si su institución, otro estamento paralelo u algún peldaño más alto en la jerarquía. Para determinar este aspecto es fundamental que aclaren lo más pronto posible quién estaba informado y de dónde salieron las órdenes del presente recorte de libertades (esperemos que temporal).

Por más vueltas que le doy, sigo viendo que una Delegación del Gobierno es demasiado pequeña para todo este lío, entiendo que deben estar totalmente sobrepasados y a estas alturas me parecería lógico que hubieran traspasado algunas de sus responsabilidades iniciales. No me parecería justo que cargaran con las consecuencias (al menos no con todas), por ejemplo las de la carga policial de ayer, desproporcionada por todas las informaciones y testimonios a los que he tenido acceso. También debería tener consecuencias, a mi entender, el coste del cerco policial, a cargo de los maltrechos presupuestos públicos, o la situación de enfrentamiento que se está alentando, abriendo cada vez más la brecha social entre las administraciones y el pueblo. En tanto no se proporcionen estas informaciones que le solicito (y otras que, seguramente, he descuidado), todas las miradas se fijan en ustedes.

Espero que pueda ayudarme a aclarar la situación, mis dudas son las de muchas otras personas de Madrid o de fuera, incluso del extranjero, preocupadas por las presentes circunstancias, que son un retroceso y un preocupante atentado a las libertades, propio de tiempos más grises. Espero, además, que el final del bloqueo esté próximo y que usted, su vecino, su sobrino con rastas, yo, el 15M, o quien quiera, pueda volver a circular libremente por Madrid.

Sin otro particular me despido de usted.

Atentamente,

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: